AGUSTÍN MARTÍNEZ
9 de septiembre de 2013 / 12:45 p.m.

Las autoridades policiacas de Santa Catarina buscan a un hombre que, en estado de ebriedad y tras discutir con sus familiares, incendió su propio tejabán y dañó un corral donde su sobrino criaba cerdos.

Durante el incidente, según dijeron testigos, el ahora prófugo mató de un balazo a un perro que su familiar utilizaba para cuidar un rebaño de cabras.

Los hechos fueron reportados la noche del domingo en un predio irregular ubicado sobre el arroyo El Obispo, entre las colonias Residencial Santa Catarina y Bosques La Huasteca.

Como José Guadalupe Carranza Celestino, de 36 años de edad, fue identificado el supuesto responsable de los daños, quien se dedica a pintar casas.

José Israel Briones Carranza, de 30 años y sobrino de José Guadalupe, señaló que todo inició a raíz de una discusión familiar.

El joven, quien radica con su esposa y dos hijos pequeños en la misma zona, comentó que el dueño de la mayoría de los tejabanes que allí se ubican, así como de los corrales de cabras y cerdos, es su abuelo materno, papá de José Guadalupe.

Relató que el anciano enfermó hace unos días y tuvo que mudarse temporalmente a la casa de otro de sus hijos en el municipio de García, dejándolo a él como encargado del terreno y del ganado.

Durante la tarde del domingo, agregó, su tío Guadalupe estuvo tomando cervezas.

Ya en la noche comenzó a insultarlos y a amenazarlos, molesto porque no le habían encomendado a él el cuidado del lugar.

José Israel y su esposa decidieron retirarse a su cuarto de madera, y más tarde un vecino corrió a avisarles que José Guadalupe había incendiado su propio tejabán y los corrales.

El joven afectado apenas tuvo tiempo de sacar las 15 cabras y los 30 cerdos propiedad de la familia, poniéndolos a salvo en otra área.

El fuego consumió la vivienda de madera y parte de la cerca, aunque no hubo personas lesionadas.

Elementos de Bomberos y de Protección Civil de Santa Catarina arribaron al sitio y sofocaron las llamas, que amenazaban con arrasar todos los tejabanes.En la orilla del arroyo quedó muerto “El Negro”, un perro que ayudaba a Israel a pastorear las chivas. El animal presentaba una herida de bala a la altura de las costillas.

Por su parte, oficiales de la Policía Municipal se dieron a la tarea de buscar al responsable de los daños, aunque hasta la madrugada no habían tenido resultados.