ALBERTO VÁZQUEZ
4 de agosto de 2013 / 01:43 p.m.

Monterrey.- • Un hombre murió, presuntamente al sufrir un infarto, luego de bajar de un puente peatonal acompañado de su hija, hecho que movilizó a las autoridades preventivas e investigadoras.

El deceso sucedió en la avenida Madero a la altura de Antonio I. Villarreal frente a la colonia Acero, cuando presuntamente la persona de la tercera edad iba al Parque Fundidora.

El ahora occiso fue identificado como Jesús Reyes de la Rosa, de 83 años de edad, quien iba acompañado de su hija María Irene Reyes Rodríguez, de 66 años, quien pidió apoyo a algunos testigos que solicitaron los servicios de una ambulancia.

Paramédicos de una ambulancia particular llegaron al lugar, pero sólo para confirmar que la persona ya se encontraba sin vida, ya que presuntamente sufrió un infarto, pues al bajar del puente peatonal simplemente se desvaneció.

Al lugar arribaron elementos de la Fuerza Civil y de Seguridad Pública del Estado, además de agentes investigadores para entrevistarse con testigos y familiares que observaron los hechos al momento del deceso.

El sector bajo el puente peatonal fue acordonado por elementos de la Policía para que los responsables de Servicios Periciales realizaran las labores de investigación de campo.

La víctima y su hija presuntamente se disponían a disfrutar de una tarde en el Parque Fundidora cuando sobrevino el deceso, que presuntamente se trató de un infarto fulminante.

El cadáver fue llevado al Servicio Médico Forense para la autopsia que marca la ley para esclarecer las causas reales de la muerte, lo cual todo indica que se trató de una muerte natural, al no encontrar huellas de violencia en el cuerpo del infortunado.