11 de mayo de 2013 / 01:35 p.m.

Monterrey.- • Con una herida de bala en la pierna derecha resultó un hombre, al ser atacado por un joven con aspecto de pandillero y quien portaba un fusil de alto poder en la colonia Terminal.

Luego de agredir a esa persona, el delincuente huyó corriendo y a varias calles de allí se apoderó en forma violenta de una camioneta, sin que hasta el momento haya sido ubicado.

El ataque a balazos se registró alrededor de las 18:00 horas del viernes en la calle Plan de Ayutla casi en su cruce con Álvaro Obregón, en la citada colonia, en Monterrey.

Como Carlos Alberto Martínez Mota, de 34 años de edad, fue identificado el afectado, quien habita en ese sector y labora en una empresa distribuidora de licores.

Él fue auxiliado por sus familiares y trasladado en un vehículo particular al Hospital de Zona número 21 del Seguro Social, donde lo reportaron estable.

De acuerdo con los informes, el joven salía de su domicilio y se disponía a abordar su automóvil Pointer color blanco, cuando el delincuente lo sorprendió a media calle.

Sin que se establezca aún el posible móvil de la agresión, y sin que hubiera palabras de por medio, el desconocido le disparó a corta distancia con un fusil de asalto AR-15, lo que lo lesionó.

Después de provocarle la herida en la extremidad inferior, el atacante corrió hacia el norte por la calle Álvaro Obregón.

Cerca del cruce de dicha arteria con Jesús M. Garza se introdujo a un taller de torno, cuyos trabajadores salieron corriendo al ver que estaba armado.

Durante unos instantes el agresor se desplazó sobre azoteas y bardas de varias viviendas, hasta regresar a la vía pública y llegar a la avenida Félix U. Gómez.

En ese lugar, según testigos, amagó y despojó de su unidad a un ciudadano que circulaba en una camioneta pick up marca Toyota Tundra de reciente modelo.

El incidente provocó un fuerte despliegue de elementos de la Policía Municipal de Monterrey, de la Fuerza Civil y de la Agencia Estatal de Investigaciones.

Sin embargo y pese la movilización, las autoridades no lograron obtener información que permitiera establecer la identidad o ubicación del delincuente.

Trascendió que se trató de un joven de aproximadamente 20 años de edad, de complexión delgada y cabello casi a rape.

Según varios hombres que se hallaban en una cantina en Álvaro Obregón y Ayutla, el delincuente vestía pantalón de mezclilla azul y camiseta clara, además de que tenía aspecto de pandillero.

.- AGUSTÍN MARTÍNEZ