12 de julio de 2013 / 11:50 a.m.

Monterrey • Las detonaciones de arma de fuego en contra de un negocio establecido cimbró la seguridad en Monterrey.

Alrededor de las 22:45 horas, sobre la avenida Alfonso Reyes a la altura de Ruiz Cortines, una empresa de grúas fue el blanco de la delincuencia.

Por lo menos siete impactos de bala destrozaron los vidrios frontales de la empresa que se ubica frente a la Monumental Plaza de Toros Monterrey.

Las balas, presuntamente disparadas desde una camioneta en movimiento, penetraron hasta el interior de las oficinas de la compañía de grúas.

Los orificios causados por los proyectiles quedaron al lado sur de la puerta de acceso a la empresa Garages y Talleres.

El ataque contra el negocio establecido provocó la movilización de efectivos de la Policía de Monterrey, agentes ministeriales y de Fuerza Civil.

Asimismo socorristas de la Cruz Verde acudieron hasta ese punto al norte del primer cuadro de la ciudad, ante el temor de que hubiera personas heridas.

Personal de Servicios Periciales de la Procuraduría de Justicia, arribaron al lugar y levantaron evidencias.

Los especialistas en criminología, revelaron que por los orificios se estableció que los cartuchos eran de calibre 9 milímetros.

Sin embargo en la zona del ataque sólo se ubicó un casquillo percutido.

Durante las primeras investigaciones trascendió que los agresores se habían apoderado de un automóvil, pero el robo fue descartado.

La vialidad sobre los carriles de norte a sur de la avenida Alfonso Reyes, se vio afectada por la presencia de los efectivos e investigadores.

Durante la noche y la madrugada, los efectivos estatales ubicaron varias cámaras de seguridad, las cuales presuntamente captaron el momento de la agresión.

Los videos eran analizados para establecer el vehículo que participó en el ataque y a los presuntos delincuentes que llevaron a cabo el atentado contra la empresa.

Al momento de los disparos, por lo menos había cinco empleados en las oficinas de la compañía, las cuales salieron ilesas y solo sufrieron crisis de histeria.

REDACCIÓN