15 de enero de 2013 / 02:22 a.m.

Fue a plena luz del día en las avenidas de Colón y Edison, cuando los delincuentes le quitaron el vehículo, del cual lo bajaron con palabras altisonantes y amenazas, robándole además pertenencias.

 

Monterrey.- • Un ciudadano que vive en Allende, sufrió el robo de su camioneta en plena luz del día en un crucero muy transitado como es el de las avenidas Colón y Edison, en el centro de Monterrey.

"Mire, si en Allende me he salvado porque la inseguridad la vivimos día y noche, aquí en Monterrey, donde me sentía más seguro, ocurrió todo lo contrario", nos dice.

Narró que él se desplazaba por la avenida Colón, y advirtió que a la altura de Cuauhtémoc lo empezó a seguir una camioneta pick up de las llamadas Lobo de conocida marca.

"Desde luego la vagoneta era color negro, vidrios oscuros y viajaban tres además del conductor, lo que me llamó la atención y al pasar Bernardo Reyes, advertí que otra unidad más, de marca distinta se les emparejó a ellos, hicieron algunas señas y aceleró para rebasarme y ponerse frente de mí", cuenta.

Ante ello no había más que pensar en que iban por él, o por la unidad, en ese momento, sostiene, se piensa todo y te pones a rezar, no queda de otra.

"La camioneta que se desplaza delante de mí, creo que sólo fue para intimidar y evitar que me les escapara, de manera que pues a esperar la embestida", subraya.

Dice que tocó rojo en Edison y bajaron dos de la camioneta Lobo, lo encañonaron, lo amenazaron, golpearon y le pidieron que entregar su celular, el reloj y todo lo que tuviera valor.

"Me dijeron maldiciones, me amenazaron de todo tipo, me dijeron que sabían dónde vivía con mi familia y una serie de cosas más, así fue como se perpetuó el robo", indicó.

Se refiere también a que él pensó en que lo iban a levantar, y aclara: "si eso tuvieran pensado hacer, lo hacen y punto, pues parece mentira, pero no se vio a ninguna unidad policiaca en ese momento".

Dice que su camioneta no era nueva, era modelo 2010, que le llamó la atención que la eligieran para robarla, quizá porque el propósito era hacer un trabajo y luego abandonarla, como suele suceder.

Una vez que me bajan, con un golpe de pistola en la frente, le advierten que no haga la denuncia luego luego, que deje pasar unas horas.

"Eso es porque tal vez la camioneta la sacan de aquí, se la llevan a cualquiera lugar donde tengan su casa de seguridad o simplemente la utilizan para un trabajito sucio como lo saben hacer", precisó.

Lo que recomienda este ciudadano de Allende a los que sean elegidos para robarle la unidad, que no se desesperen, ni pongan resistencia porque les va peor.

"Ellos traen armas, y están decididos a todo, de manera que más perdemos si tratamos de evitar el robo, lamentablemente así es, de manera que pues estamos a merced de las bandas delictivas que siguen haciendo de las suyas", apuntó.

Dijo que hizo la denuncia horas después y todavía no tiene noticias, o sea que sí la robaron para quedarse con ella, por lo menos un buen tiempo.

Víctor Salvador Canales