21 de octubre de 2013 / 08:25 p.m.

El Espanyol ha homenajeado esta tarde a Daniel Jarque, ex futbolista blanquiazul fallecido el pasado 8 de agosto de 2009, con la colocación de una estatua de bronce del eterno capitán en la Ciudad Deportiva de Sant Adrià, escenario de entrenamiento del primer equipo y la cantera.

En el acto, al que ha asistido medio millar de aficionados, también se ha descubierto una placa en su honor. Además, justo en la entrada de las instalaciones se puede leer, en letras de tamaño considerable, 'Ciutat Esportiva Dani Jarque', con lo que el bautizo oficial queda completado.

El presidente del Espanyol, Joan Collet, se ha mostrado emocionado: "No hay mejor sitio que la Ciudad Deportiva para que miles de niños le honren. Es un jugador que se formó aquí y es un orgullo para nosotros. Esto es el final de un proyecto merecido e importante y teníamos claro que debíamos hacerlo".

De todos modos, el máximo mandatario ha apuntado que el mejor homenaje "es el recuerdo que la afición tiene cada quince días en Cornellà-El Prat porque es espontáneo (en referencia a los aplausos en el minuto 21, el número de su dorsal) y después de cuatro años aún se me pone la piel de gallina".

'Mágico Díaz', representante de Jarque y amigo de su familia, ha asegurado que el homenaje "es un orgullo por lo que representa la Ciudad Deportiva". "Dani está entre nosotros aunque nos falte hace cuatro años. Quiero aprovechar para dar un mensaje a los capitanes, que sepan lo que implica llevar el brazalete", ha añadido.

De hecho, esta tarde los capitanes del primer equipo también han repartido brazaletes con el número 21 a sus homólogos de las categorías inferiores. Este evento se repetirá cada 20 de octubre, siempre que la agenda de partidos lo permita, fecha en la que Dani Jarque debutó en Primera división.

EFE