18 de julio de 2013 / 06:58 p.m.

 

El joven que fue acribillado en el gimnasio de la colonia Jardines de Anáhuac en San Nicolás de los Garza, pudo haber sido asesinado por error, y esa es una de las principales líneas de investigación que siguen los elementos del grupo de homicidios de la Agencia Estatal.

Trascendió que los investigadores obtuvieron datos que los llevaron a suponer esta situación, sin embargo, aún no se ha confirmado.

A la información recabada por los ministeriales se suma que el ahora occiso, Sergio Armando Rodríguez Becerra, de 28 años de edad, era empleado de una imprenta.

Además, se informó que al momento de irrumpir en el negocio, los tres presuntos criminales, entre ellos una mujer, aparentemente no fueron directo contra el occiso, sino que dispararon una ráfaga para asustar a las personas que se encontraban en el gimnasio “Iron Life”, ubicado en Diego Díaz de Berlanga y Calle 9, en la mencionada colonia.

Por su parte, las autoridades siguen realizando las investigaciones necesarias para confirmar o descartar esa posibilidad.

En el ataque resultaron heridos David Castañeda Lugo y Guillermo Eduardo Reyes de León, ambos de 25 años de edad.

El primero resultó con heridas leves de esquirlas y el segundo con la fractura expuesta de un brazo, el cual se lastimó al saltar desde el segundo piso del negocio con el afán de escapar.

Sobre los botes con gasolina que abandonaron los pistoleros, las autoridades buscan establecer cuál era en realidad su intención y tratan de ubicar al propietario del negocio, quien también puede estar relacionado con la distribución de droga.

Por otra parte, los investigadores continúan buscando cámaras en los alrededores del local, ya que el gimnasio no cuenta con ese equipo de seguridad.

De esta manera, los ministeriales pretenden localizar posibles imágenes que hayan captado las características de los presuntos delincuentes, quienes al parecer exhibieron sus rostros durante el ataque.

Redacción