26 de junio de 2013 / 01:14 p.m.

México • El Hospital de Ortopedia de Magdalena de la Salinas, perteneciente al IMSS, opera con aparatos obsoletos en los quirófanos, además de que tiene serias carencias de insumos y de personal, lo que ha derivado en suspensión y rezagos de cirugías de pacientes hasta por ocho meses, denunció el Sindicato Nacional de Trabajadores del Seguro Social (SNTSS).

Al hablar con el director general de esa instalación sanitaria, José Jaime González, éste se negó a fijar postura sobre las acusaciones y, por teléfono, comentó que corresponde a comunicación social del Instituto Mexicano del Seguro Social realizar una declaración.

Al solicitar a dicho departamento su opinión, aseguraron que el instituto no dará ninguna comunicación al respecto, ni emitirá información.

TOMA SIMBÓLICA

Encabezados por la enfermera y secretaria general de la Sección 32 del SNTSS, Beatriz Valdovinos, alrededor de 100 empleados exigieron la renuncia de José Jaime González durante una toma simbólica que hicieron de las instalaciones para denunciar la falta de equipo, de medicamentos y de personal.

""El servicio de quirófano está colapsado. Hemos llegado al grado de que el paciente es anestesiado para ser intervenido quirúrgicamente; sin embargo, no se puede concluir su procedimiento quirúrgico y es pasado a recuperación sin haber sido operado"", dijo Valdovinos en la explanada del hospital, tras quejarse del equipo obsoleto o inservible.

A pesar de que la protesta duró una hora, no se suspendieron labores ni tampoco hubo pacientes que se inconformaran.

La líder sindical aseguró que el IMSS tiene la obligación de invertir en infraestructura médica y hospitalaria para darle al derechohabiente una atención de calidad.

""El monto para inversión en el Seguro Social es de 3 mil millones de pesos, 50 por ciento menos que en 2012, según datos del Presupuesto de Egresos de la Federación de 2013, pero ese no es problema ni de los trabajadores ni de los pacientes"", destacó la enfermera.

Esta protesta se da pocos meses antes de la revisión contractual, que será en octubre, y se tiene como antecedente que esta misma sección sindical logró en 2008 destituir al director de traumatología.

CARENCIAS

La enfermera explicó que el hospital de alta especialidad llevaba a cabo 30 cirugías al día a personas que llegaban de zonas pobres del país. Debido a la falta de condiciones óptimas redujeron las intervenciones a 20 diarias.

""Con este problema tan serio, el rezago es de hasta ocho meses, y esto impacta en la salud de los pacientes que estaban en primera fila para ser intervenidos quirúrgicamente"", detalló Valdovinos.

El hospital tenía programadas al mes 600 cirugías, 45 por ciento se ha suspendido porque los equipos son obsoletos y los quirófanos no tienen las condiciones óptimas; adicionalmente, hay un déficit de 30 por ciento de personal y ni siquiera sirven los elevadores.

""Todas las carencias se las hicimos saber desde hace un año al director. Firmamos una minuta con el compromiso de que nos diera una respuesta a los trabajadores que dan la cara al derechohabiente, pero hasta el momento no nos han contestado más que con oficios y promesas de que se adquirieron 14 equipos", reprochó Valdovinos.

Hay salas de quirófanos, agregó, que no están en condiciones adecuadas. ""No hay abastecimiento de instrumental quirúrgico ni de equipo médico; falta la reparación y control de perforadoras y sierras neumáticas; falta mantenimiento de las mangueras de tanques de nitrógeno y oxígeno, de lámparas de quirófano, las cuales tienen telas adhesivas para seguir funcionando"".

Valdovinos argumentó que ""urge la reparación de equipos de Rayos X y de las salas de recuperación y preanestesia, así como la dotación de baumanómetros, estetoscopios, monitores para vigilar la recuperación posoperatoria, además de camas con barandales, ya que las que tienen son inservibles"".

— BLANCA VALADEZ