30 de abril de 2013 / 03:33 p.m.

El ex titular de la antes Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (SIEDO), Cuitláhuac Salinas, denunció que el general Tomás Ángeles Dauahare, quien estuvo detenido durante 11 meses, fue víctima de un complot, basado en una investigación carente de pruebas y a cargo de militares.

""Sería un imprudencia de mi parte señalar quién pudiera ser el autor del complot en su contra. Lo desconozco por completo"", dijo en una entrevista con Carlos Loret de Mola para Primero Noticias.

""Para mí en lo particular era evidente que esta investigación estaba carente de pruebas, que estaba ayuno de pruebas. Que no había manera de robustecer las imputaciones. Lo que hice del conocimiento desde el primer momento en que a mí se me preguntó mi opinión"", agregó.

Tras explicar que él fue aislado de la indagatoria, debido a que Gerardo Salazar Bolaños, entonces titular de la Unidad Especializada en Delitos contra la Salud, estaba a cargo de ella, pese a su relación de subordinación.

""La investigación en su conjunto fue dirigida por personal del Ejército, algunos elementos del Ejército. Pero mi conocimiento de la Secretaría de la Defensa Nacional es muy limitado. No tengo amigos en el Ejército"", señaló el ex titular de la entonces SIEDO.

Cuitláhuac Salinas contó que, tras enterarse por medios de comunicación de la detención del general Tomás Ángeles, se comunicó con Salazar Bolaños, quien le respondió: ""Es parte de las averiguaciones previas de las que usted no podía tener conocimiento""

Redacción