10 de agosto de 2013 / 12:25 a.m.

Durango • El caso de un menor de edad que vendía “conos de cajeta” a las afueras de la plaza comercial Paseo Durango en la capital de esa entidad y que fue presuntamente agredido por un vigilante de dicha plaza, ha causado revuelo en las redes sociales, donde se ha denunciado el hecho como abuso de autoridad.

En el video y fotografías que se han publicado Facebook, el cibernauta señala haber sido testigo de este abuso en contra de un niño de diez a once años, aproximadamente, además se aprecia cómo los vigilantes al verse grabados por el denunciante intentan retirarle su teléfono e impedir que siga videograbando el acto.

De acuerdo a declaraciones de los testigos, el menor fue agredido por el vigilante y sacado por la fuerza de la plaza comercial, una vez fuera, el menor es estrujado y esto provoca que su mercancía caiga al suelo.

Ante los reclamos de los presentes, más elementos de seguridad se reúnen en torno al niño, así como un empleado de la plaza. Los hechos ocurrieron el día jueves por la tarde.

Hoy, representantes de la Procuraduría de la Defensa del Menor y la Familia, así como del DIF estatal investigan los hechos y la denuncia vertida en los medios de comunicación.

La directora del DIF estatal, Lucero González Hermosillo, y la procuradora de la Defensa del Menor, Carmen Aidé Quiñones, lamentaron los hechos y se comprometieron a investigar, sobre todo para conocer las condiciones en que vive el menor y su familia así como buscar apoyos para que el pequeño, quien aún no ha sido identificado, pueda recibir el respaldo necesario y deje las calles.

“No hay necesidad de llegar a este tipo de conductas, debemos identificar primero al adulto que realizó esta acción, esperamos que el centro comercial tome las medidas que le corresponda, pero el DIF estatal a través de la Procuraduría de la Defensa del Menor, analizará los hechos ante el daño patrimonial y a la integridad del niño, por lo que sebuscará la sanción correspondiente en el caso”, apuntó Lucero González.

Hace dos semanas, Feliciano Díaz, niño tzotzil de ocho años, fue humillado en Villahermosa por el servidor público Juan Diego López Jiménez, quien fue cesado de su cargo luego de que el video donde se podía ver el abuso de autoridad hacia el menor se hiciera viral en redes sociales.

 — SILVIA AYALA