1 de julio de 2013 / 01:58 p.m.

Monterrey• El huracán “Alex” dejó a Nuevo León algo más que destrucción de vialidades: la deuda del estado, ya de por sí abultada, se incrementó en casi 7 mil 300 millones de pesos más a raíz de esta contingencia meteorológica.

Por 240 meses, es decir 20 años, la entidad se verá comprometida al pago de estos pasivos, que según declaró el año pasado el secretario de Finanzas, Rodolfo Gómez Acosta, representan un gasto anual de 600 millones de pesos, incluidos en el servicio de la deuda.

Lo anterior forma parte del cuestionado esquema Cupón Cero que ofreció el Gobierno Federal en su momento, del cual el propio funcionario renegó al advertir que “no fue la mejor alternativa”, pues ahora representa una pesada carga financiera.

Cifras oficiales en poder de MILENIO Monterrey muestran que al 31 de marzo del presente año, Nuevo León registra disposiciones del Fondo Nacional de Reconstrucción (Fonarec) por 6 mil 410 millones de pesos, equivalentes a dos créditos.

El primero de ellos, por 5 mil 006 millones de pesos, fue autorizado mediante el decreto 208 el 25 de mayo del 2011, y el segundo por mil 403 millones de pesos, recibió el aval el 10 de noviembre del mismo año.

Un tercer crédito, dispuesto vía el Fondo de Apoyo para Infraestructura y Seguridad (Profise) por 906 millones de pesos, se aprobó el 8 de junio de 2012 y completa los pasivos del estado relacionados con el huracán Alex.

Para la Auditoría Superior de la Federación (ASF) ésta no fue la mejor opción, y así lo señaló en su análisis del Informe de Cuenta Pública 2011, al puntualizar que esta decisión le generó al estado un costo extra.

Nuevo León fue la entidad que más recursos solicitó al Fonarec durante ese año, seguido de Veracruz con 3 mil 601 millones de pesos Chiapas con mil 894 millones de pesos y Tabasco, con mil 319 millones de pesos.

En contraparte, los apoyos conseguidos mediante el Profise fueron la cuarta asignación más alta, por debajo de lo que el Estado de México, Distrito Federal y Jalisco recibieron en el 2012.

Aunque la Secretaría de Finanzas daba como un hecho el año pasado que buscaría zafarse del esquema Cupón Cero, en fechas recientes el panorama luce complicado, pues implicaría un costo no contemplado por la administración.

Se solicitó una entrevista con el titular de la dependencia, Rodolfo Gómez Acosta, desde principios de la semana pasada al área de Comunicación Social del Gobierno del Estado, pero hasta el día de ayer al cierre de edición no hubo respuesta a esta solicitud.

Las reglas de estos créditos establecen que en caso de incumplimiento, Banobras podrá anticipar su vencimiento y exigir el pago total del adeudo por concepto de capital, intereses y demás accesorios.

LUIS GARCÍA