6 de noviembre de 2013 / 03:28 p.m.

Luego de que presuntamente despojara de su teléfono celular a una joven en el centro de Monterrey, un electricista intentó ocultarse en un hotel, pero desconocía que allí se alojan decenas de elementos federales y fue capturado.

En su defensa el sujeto aseguró que no hubo robo; que accidentalmente topó con la afectada y el teléfono se le cayó, además de que él corrió para tratar de abordar un camión rumbo a su trabajo.

El detenido fue identificado como Oscar Homero Plata Rodríguez, de 24 años de edad y quien habita en la colonia Sierra Real, en el municipio de García, Nuevo León.

Plata Rodríguez fue sometido alrededor de las 7:30 de la mañana en Madero y Juan Méndez, hasta donde corrió tras el ilícito cometido en las calles Arteaga y Jiménez.

Aidé Paulina González Cardozo, de 27 años y quien radica en la colonia Real del Sol, en Ciénega de Flores, esperaba el camión cuando fue despojada de su celular.

Al momento ella gritó pidiendo auxilio, por lo que un hombre que estaba cerca comenzó a perseguir al supuesto delincuente a lo largo de dos cuadras.

En el trayecto Plata Rodríguez arrojó el aparato y este fue recuperado.

Finalmente el sujeto trató de ocultarse en un hotel ubicado en Madero y Juan Méndez, donde se aloja el personal de las Fuerzas Federales.

Allí fue detenido y entregado a la Policía Municipal, cuyos elementos lo trasladaron ante el juez calificador en turno en el Cuartel Alamey, ubicado en la colonia Del Norte.

En su descargo el inculpado negó haber perpetrado el ilícito, argumentando que se disponía a abordar un camión y alcanzó a topar hombro con hombro con la afectada.

A ella se le cayó el teléfono y él comenzó a correr porque suponía que no alcanzaría su transporte, pues iba para Guadalupe, donde se reuniría con sus compañeros para ir a laborar a Santiago, Nuevo León.

Agustín Martínez