24 de febrero de 2013 / 04:24 p.m.

Monterrey  • Irregularidades en el emplacado de vehículos que se cometieron en la anterior administración del Instituto de Control Vehicular provocaron que ahora los documentos tengan que ser revisados exhaustivamente, lo que demora los tramites, informó su titular Juan Ernesto Sandoval.

Reveló que en octubre de 2012, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público le envió un oficio para enterarlo de que 15 automóviles con placas de Nuevo León fueron decomisados en retenes fiscales, ya que la papelería de importación era irregular.

A raíz de eso, detectaron que grupos que se dedican a este negocio falsificaban facturas e incluso, algunos pedimentos de importación correspondían a otros productos que no eran precisamente automóviles y aun así, obtenían sus placas.

“Inmediatamente nos pusimos a verificar, porque no quiero que me vuelvan a mandar otro oficio, al menos del tiempo que nosotros entramos para acá, no quiero que ningún vehículo emplacado, importado, tenga ese riesgo que se lo puedan decomisar”, dijo.

Señaló que los problemas son con los pedimentos tipo A1, pues no existe información suficiente en los portales, por lo que decidieron verificarla directamente con las aduanas, lo que retrasa el trámite.

“Lo único que podíamos hacer para darle certeza patrimonial y jurídica a quien estuviera comprando o vendiendo un auto con un pedimento de esos, lo único era consultar en aduanas”, explicó.

Con esto, justificó la tardanza en los trámites que denunciaron los comerciantes de vehículos anteMILENIO Monterrey, que les ha provocado problemas con los tránsitos que les piden mordida, además de ponerlos en riesgo, ya que circulan sin placas.

Ante esta situación, adelantó que en breve estrenarán una aplicación en la página de internet que permitirá al ICV y a la población consultar el pedimento y número de serie del vehículo, para cotejarlo rápidamente con aduanas.

SANDRA GONZÁLEZ