13 de diciembre de 2013 / 03:03 p.m.

El entrenador del Villarreal, Marcelino García Toral, aseguró hoy en la rueda de prensa previa al partido ante el Barcelona de mañana a las 20 horas en el Camp Nou, que su equipo va con la intención de "complicarle las cosas, ganar y dar la sorpresa" al conjunto catalán.

"Vamos a ganar, si no fuera así, nos quedamos en casa. Vamos con la ambición, la ilusión de ponerles las cosas complicadas. Después puede que pierdas, es normal que puedes perder en ese campo, pero vamos con la idea de dar la sorpresa", recalcó Marcelino.

Respecto al juego que va a desplegar el Villarreal, Marcelino afirmó que van a tener que defender "mucho y bien" y que su intención es "incomodar mucho al Barcelona" y añadió que cuando sus jugadores tengan el balón, van a buscar la portería contraria con criterio y exigirles el máximo trabajo defensivo posible.

"Estamos bien, estamos jugando buenos partidos y estamos logrando buenos resultados. Por ello pensamos en darle problemas al Barcelona y hacer un buen partido allí. Tenemos que hacer un buen trabajo individual y colectivo, esa es la idea", insistió.

En cuanto al rival, el técnico del Villarreal señaló que "tienen pocas dudas en casa, aunque es verdad que no tienen la fluidez de hacer tres o cuatro temporadas. Donde tienen más dudas es a domicilio".

Asimismo, sobre la baja de última hora de Cani, que era duda por por un esguince de rodilla, Marcelino aseguró que "no ha podido entrar" y que no estará ni ante el Barcelona mañana ni ante el Elche, en el partido de vuelta de Copa del Rey.

Además, añadió que han de aceptar la baja de Cani, unida a la de Bruno Soriano, y que tienen jugadores que están trabajando "muy bien y con ganas de ayudar".

"Son dos jugadores que nos dan mucho, ambos están a un nivel que hay pocos jugadores que estén a este nivel en la Liga. Si hubieran estado no hubiera cambiado la posesión de balón, pero si la fluidez y eso sí es un problema", agregó Marcelino.