31 de mayo de 2013 / 11:19 a.m.

Monterrey • Dolorosos días de incertidumbre pasó la familia de una joven que falleció en un accidente la madrugada del pasado domingo en la colonia Topo Chico, en Monterrey.

Pues fue hasta la tarde del jueves cuando las autoridades les confirmaron que se trataba de uno de sus integrantes.

Perla Salve Flores Gallegos, de 23 años de edad, viajaba en la parte trasera de un automóvil Golf en color blanco que era conducido por Rubén Azael Tovar Cardona, de 21 años, y Víctor Alejandro Bernal González, de 22.

Ellos salieron del bar denominado ‘La Puerta’ y tras subir al automóvil tomaron por la avenida Almazán y justo una cuadra antes de llegar a la calle Abasolo chocaron contra dos vehículos estacionados y la joven quedó con medio cuerpo afuera del automóvil.

Su cuerpo fue llevado al Servicio Médico Forense en espera de que un familiar llegara a identificarla, pasaron las horas y acudió el padre de Perla, de nombre Andrés Flores Palacios.

Pero no pudo identificarla, pues la joven quedó con el rostro desfigurado, por tal motivo fue necesario practicar el examen de ADN para confirmar la identidad.

Y fue hasta la tarde del jueves cuando se les confirmó la fatal noticia, la joven fallecida era su hija.

Ella tenía su domicilio en la colonia Fomerrey 103, en la ciudad de Monterrey, a donde se dirigía cuando ocurrió el accidente.

En lo que respecta al responsable de este accidente, el conductor de nombre Rubén Azael Tovar Cardona, aún no se sabe nada; fue detenido por el personal de Tránsito de Monterrey después del accidente, pero al ser buscado por el personal ministerial este ya no fue ubicado.

Lo mismo sucedió con Víctor Alejandro Bernal González, quien fue llevado al Hospital de Zona del IMSS, pero tampoco fue localizado por la autoridad.

Por tal motivo se está realizando una investigación a los elementos de vialidad que acudieron a dar parte de lo que ocurrió.

FRANCISCO CANTÚ