5 de febrero de 2013 / 12:59 a.m.

Raymundo Guadalupe Martínez Hernández, quien murió el día de ayer cuando trataba de defender a los empleados de una tienda de conveniencia quienes sufrieron daños materiales causados por unos jóvenes, fue identificado por su esposa en el Hospital Universitario.

Monterrey.- • El hombre que fue asesinado a puñaladas en una riña y el herido en los mismos hechos, ya fueron identificados por sus familiares, de acuerdo con el curso que siguen las investigaciones de las autoridades ministeriales.

El occiso respondía al nombre de Jesús Méndez Lara, quien contaba con 38 años de edad, según las declaraciones de su esposa María Isabel Remandes Francisco de 30, quien identificó plenamente los restos de su esposo.

En tanto que la persona lesionada es Raymundo Guadalupe Martínez Hernández de 46 años de edad, quien reside en la colonia Fomerrey 4 en los límites de Apodaca con San Nicolás, y que presenta una lesión en el rostro, de la cual es atendido en el Hospital Universitario.

De acuerdo con la información de las autoridades, los hechos se registraron en la vivienda ubicada en la calle Chipilín 211 de la colonia Los Pilares de Salinas Victoria, domicilio de uno de los presuntos homicidas, a donde llegaron el ahora occiso y el lesionado, presuntamente para intentar detenerlos por los daños que según ellos, habían causado en una tienda de conveniencia.

Sin embargo, los hermanos Homero, Azael y Candelario Castillo Iracheta, se defendieron con un chuchillo tipo cebollero con el cual asesinaron de al menos 12 puñaladas a Méndez Lara y lesionado a Martínez Hernández.

Se estableció por parte de las autoridades que el ahora occiso alcanzó a caminar al menos unas cinco cuadras por los rastros de sangre que fueron encontrados por las autoridades investigadoras, hasta donde quedó finalmente el cuerpo de la víctima.

Los tres hermanos están ya a disposición del Ministerio Público quien investiga el caso, y se espera que el herido en los hechos se recupere para que rinda su declaración.

Un informante allegado al caso señaló que hace unos meses, tanto la víctima como el lesionado, sorprendieron a un ladrón que se dedicaba a apoderarse del cable de la luz mercurial en la colonia donde se registraron los hechos, y ambos sujetos lo detuvieron y lo entregaron a las autoridades para que fuera procesado.

Dentro de las indagatorias, también se logró ubicar el automóvil de alquiler donde se desplazaban las dos personas, tanto el herido como la víctima, y es un taxi tsuru con placas de circulación 6113-MLB, el cual se encontraba abandonado en la calle Palacio Federal frente al numeral 1622, de la colonia Los Pilares.

Alberto Vásquez