18 de junio de 2013 / 04:49 p.m.

Cadereyta • La Procuraduría de Justicia confirmó que el hombre de la tercera edad que fue encontrado este lunes sin vida en una quinta del municipio de Cadereyta murió a consecuencia de un infarto, y fue identificado por su pareja.

Él respondía al nombre de Rafael Ortiz Salazar de 74 años, quien era el encargado de la quinta San José, ubicada en la comunidad La Unión, de dicho municipio.

De acuerdo a las investigaciones que han realizado los elementos de la Agencia Estatal, el anciano murió minutos después de que dos presuntos delincuentes lo sentaron y maniataron en una silla frente a la entrada de la finca que cuidaba.

La mujer con la que el hombre mantenía una relación sentimental, fue la principal testigo de los hechos.

Al comparecer ante el Ministerio Público, la testigo comentó que la mañana del lunes salió a comprar algunas cosas y al mediodía, cuando regresó a la propiedad, vio a don Rafael sentado y al acercarse se percató que estaba atado. Dijo que cuando iba a ayudarlo uno de los sujetos la sometió y agredió, cuando el anciano todavía estaba con vida. Agregó que minutos después ya no lo escuchó respirar, ni escuchó a los delincuentes; como pudo, se desató y solicitó el auxilio.

En el lugar se presentó el dueño y aseguró que los presuntos delincuentes no lograron llevarse nada, sólo revolvieron todo.

REDACCIÓN