Sandra González
12 de junio de 2013 / 05:58 p.m.

 

Monterrey • La Iglesia Evangélica en Monterrey justificó a la alcaldesa Margarita Arellanes de participar en el evento Monterrey Ora, al indicar que lo hizo como ciudadana y su discurso se basó en pasajes bíblicos.

Esta mañana los pastores Edelmiro González Rojas y Arnoldo Enríquez González ofrecieron una rueda de prensa en la escuela Cristo Para las Naciones, ubicada en el centro de Monterrey, para dar su postura respecto a la polémica generada en torno a la edil por entregar las llaves de la ciudad a Jesucristo.

Al igual que la presidenta municipal, los pastores descartaron que se haya violado el estado laico, pues su participación en el evento a donde asistieron alrededor de 10 mil personas fue a título personal, además de referir que el estado laico no demanda que sus gobernantes sean ateos.

Al cuestionarle si este tipo de eventos donde se congregan miles de personas pueden ser utilizados con fines proselitistas, el pastor Arnoldo Enríquez señaló que en el discurso de Margarita Arellanes nunca hubo coerción hacia los asistentes.

Entre risas dijeron que sería una buena idea seguir invitando a los alcaldes y otras autoridades a sus eventos multitudinarios, pues la difusión que se le dio al evento tuvo impacto nacional.