13 de marzo de 2013 / 03:14 a.m.

El técnico Ignacio Ambriz está ilusionado en alargar la racha invicta de Querétaro, por continuar con la suma de puntos y cumplir el objetivo de evitar la caída de Gallos Blancos de la Primera División del futbol mexicano.

"Me gustaría que siguiera la racha, sabemos que cada partido es muy complicado, pero todo va a depender de nosotros, el no perder nuestra actitud, entrenar bien y no confundirnos en lo que estamos buscando", declaró un expresivo estratega en conferencia de prensa.

Como un gran esperanza llegó Ambriz a la dirección técnica del conjunto queretano y en tres juegos tiene un empate y dos victorias, con lo que ha obtenido siete puntos, los mismos que hizo el anterior estratega Sergio Bueno en siete encuentros.

Pero Gallos Blancos sigue en el último lugar en la clasificación de porcentaje y es máximo favorito al descenso, aunque San Luis, penúltimo, parece estar en un tobogán sin fin.

"Estamos muy conscientes, estamos a gusto porque los resultados se van dando, pero tampoco echamos las campanas al vuelo. La seguimos teniendo (la soga al cuello)", dijo.

Es obvio que el ambiente es menos tenso, "cuando ganas el ánimo te va mejorando y eso qué te mejora: que el jugador comienza a soltarse más, que intente mejores cosas ofensivamente. Vamos en el camino que es ir buscando puntos para poder estar con mejor confianza".

Luego de haber ido el pasado fin de semana a derrotar en su casa al campeón Tijuana, el cuadro queretano recibirá a Toluca, y para ello el timonel pidió todo el apoyo de la afición, pero además señaló que su plantel necesita salir otra vez con el "cuchillo entre los dientes".

Notimex