6 de junio de 2013 / 10:14 p.m.

Monterrey.- • Al menos 18 pasajeros resultaron lesionados debido a un choque entre un camión urbano que impactó a una camioneta, cuya conductora no respetó un señalamiento de alto, proyectándose la pesada unidad contra una cantina, llamada “El Golpe”.

El accidente sucedió a eso de las 10:00 horas, en el cruce de las calles de Modesto Arreola y Guerrero.

Como presunta responsable del percance, fue señalada Erika Luna Bocanegra, quien manejaba una camioneta Town Country con placas SRM-8803.

Mientras que el afectado en esta ocasión fue el chofer Juan Silverio Rodríguez Moreno, de 53 años de edad, quien iba a bordo de un camión de la ruta 134, que va de 15 de Mayo a Fresnos y Mercado Juárez.

De acuerdo a la versión del mismo conductor del colectivo, él circulaba por la calle de Guerrero hacia el sur, con unos 20 pasajeros a bordo en la tercera vuelta.

Indicó que de pronto le salió al paso la camioneta sin hacer alto, por lo que viró el volante hacia su derecha, pero alcanzó a impactarla, además de irse contra la fachada del bar, causando cuantiosos daños materiales.

"Gracias a que traía el cinturón de seguridad me salvé, pero no los pasajeros porque iban algunos parados porque iban a bajar en la siguiente esquina", expresó el chofer.

Agregó que tiene 15 años de trabajar en las rutas urbanas y es la primera vez que le sucede un accidente.

En pocos minutos, tras el percance, llegaron paramédicos de la Cruz Roja Metropolitana, Cruz Verde Monterrey y Protección Civil Municipal.

Los heridos fueron subidos a las ambulancias, mientras otros pasajeros eran rescatados por las ventanillas de emergencia.

Varios clientes de la cantina se asustaron al escuchar el fuerte encontronazo, por lo que salieron a ver lo que sucedía.

La zona fue cerrada por el personal de Tránsito de Monterrey, desviando el tráfico por la calle de Aramberri hacia el oriente.

El chofer del colectivo fue detenido, mientras que la presunta culpable fue llevada a un hospital de la localidad.

IRAM OVIEDO