24 de mayo de 2013 / 08:52 p.m.

Acapulco • Más de 50 mil alumnos de educación básica de la región de la Montaña y en la Costa Chica, que perdieron clases por la movilización magisterial de la CETEG que duró casi 60 días, la SEG implementa una estrategia de apoyo de ampliación del horario escolar.

Lo anterior fue declarado por la titular de la Secretaría de Educación Guerrero, Silvia Romero Suarez, quien aseguró que en promedio unos 260 centros educativos de la entidad mantuvieron el paro de labores en la protesta de la movilización del magisterio guerrerense.

"No tengo el daño, pero arriba de 50 mil niños dejaron de recibir clases y estamos en la voluntad de los maestros amplíen los horarios de clases. Y desde luego que no se perderá el ciclo escolar", sostuvo.

Romero Suárez asistió al puerto de Acapulco para entregar un reconocimiento a las escuelas que no pararon labores durante la protesta de los docentes que tuvo una duración de casi dos meses,

"Son cinco por ciento las escuelas que pararon (durante la movilización), pero sobre todo porque hay escuelas donde los alumnos no pararon labores y (por eso) muchas escuelas merecen un reconocimiento", explicó la funcionaria estatal.

JAVIER TRUJILLO/ CORRESPONSAL