24 de enero de 2013 / 01:54 p.m.

 El Ejército, la Policía Federal (PF) y las fuerzas comunitarias de la Costa Chica delimitaron sus respectivas áreas de influencia para desplegar un operativo conjunto denominado “Telaraña”. Funciona en carreteras, caminos de terracería y brechas con la intención de capturar a presuntos miembros del crimen organizado.

Aunque el lunes por la tarde se generó una discusión entre habitantes de la comunidad de Las Mesas, en el municipio de San Marcos y soldados de la 35 Zona Militar a partir de la ubicación de un reten sobre la carretera federal que va de Tierra Colorada hacia Tecoanapa, la mañana del martes se despejaron las dudas y se puso en marcha una operación coordinada que para el miércoles arrojó la detención de otros tres presuntos delincuentes.

“"Lo que pasa es que hubo un mal entendido, resulta que a los compañeros de esa comunidad no les habíamos informado que los soldados y la Policía Federal estarían a cargo de la vigilancia en las carreteras, mientras que nosotros estaremos a cargo de los caminos de terracería y el cuidado de nuestras comunidades"”, señaló el “Comandante Guerrero” al ser entrevistado en la cabecera municipal de Ayutla.

El dirigente de la fuerza civil de seguridad que coordina el movimiento de autodefensa, aseguró que del 5 de enero a la fecha la incidencia delictiva ha bajado hasta en un 90 por ciento, mientras que en Tecoanapa la criminalidad cayó en un 60 por ciento.

Manifestó que ya se han incorporado más pueblos de Cruz Grande, Copala y San Marcos, en tanto que en Tierra Colorada, municipio ubicado en la Tierra Caliente la población pide que se le tome en cuenta para asumir la defensa de sus pueblos.

El “Comandante Guerrero” manifestó su simpatía hacia los habitantes de Ahuehuepan municipio de Iguala, Atliaca y Acatempa municipio de Tixtla, que en los últimos días también tomaron las armas para defenderse del crimen organizado.

Confirmó que en Ayutla y Tecoanapa las actividades escolares se reanudaron desde el martes, pero todos los directivos de planteles pidieron que se mantenga la vigilancia de la Policía Comunitaria.

Los militares y federales mantienen retenes en las comunidades de Las Mesas; Las Animas, El Limón, El Mezón y El Pericón en Tecoanapa. También controlan las entradas de la cabecera municipal de Ayutla.

La policía comunitaria tiene retenes en poblaciones como Tecutla; Cruz Quemada, las brechas de la Ánimas, Las Mesas y El Mezón, esta última localidad correspondiente a Cruz Grande.

El coordinador de la fuerza de autodefensa en Tecoanapa manifestó que la coordinación con las fuerzas federales se desarrolla sin ningún problema, aunque cada agrupación delimita bien su zona de influencia: “"Ellos están en la carretera federal y nosotros vamos hacia las comunidades, no hay ningún problema”".

Despliegan un operativo denominado “Telaraña”, que consiste en abarcar todo tipo de camino o vereda por donde pudieran querer escapar los delincuentes, cuyos nombres tienen en listas que cada puesto de control revisa para tratar de detectarlos.

"“También conocemos este operativo como barrido, porque estamos conscientes de que para poner orden debemos primero limpiar la casa y en esta ocasión ya no vamos a dar marcha atrás, queremos completamente fuera de nuestros territorios a esas gentes que vivieron a causar males como el secuestro y los homicidios”", indicó.

G-1, es otro comandante de la fuerza civil armada que resguarda Ayutla, asegura que la vida en esta parte de la entidad poco a poco comienza a normalizarse, pero anticipa que no piensan bajar la guardia para permitir que los delincuentes regresen.

— ROGELIO AGUSTÍN ESTEBAN