5 de octubre de 2013 / 01:51 p.m.

Su hija, Reyna Luz del Angel, de 18 años, fue la cuarta arraigada del homicidio de Johana Giselle Flores Martínez, estudiante de FIME. 

Doña Alma asegura que su hija es inocente, pues solamente cuidó al pequeño de la hoy occisa por espacio de varios días, pero sin saber que se encontraba secuestrado, y que la vivienda donde se encontraban no era propia. 

La madre de la arraigada pidió atención a  las autoridades, pues su hija, lejos de ser partícipe directa fue involucrada. 

Israel Santa Cruz