31 de mayo de 2013 / 12:09 a.m.

 Morelia • El presidente municipal de Coalcomán, Rafael García Zamora aseguró este jueves que la policía comunitaria impone en esa población de la Sierra michoacana, retenes, rondines y el toque de queda, aunque aseguró que los integrantes de estos grupos de autodefensa no portan ya armas de fuego.

Entrevistado vía telefónica, el edil de extracción perredista, que actualmente él funge como mediador entre las fuerzas armadas federales y la policía comunitaria, esto con la finalidad de que estos grupos, “que son apoyados por la mayoría de la población”, puedan seguir desarrollando las actividades mencionadas.

Recalcó el hecho de que el propio grupo de autodefensa, fue el que impuso un toque de queda en la población, por lo que desde el pasado domingo, los habitantes de Coalcomán tienen que estar en sus casas a las 22:00 horas.

García Zamora reconoció que existe el acuerdo con las fuerzas armadas federales de que los policías comunitarios puedan realizar sus actividades, pero no portando armas, a lo cual se ha hecho caso y según él, las armas “han sido guardadas”.

El alcalde dijo que aunque existe presencia permanente del Ejército y la Policía Federal en la cabecera municipal, no ocurre lo mismo en las comunidades, donde son esporádicos los movimientos de las fuerzas del orden.

Sin embargo, resaltó también que ya la gente sale con más confianza a las calles, para desarrollar sus actividades.

Incluso, García Zamora, dijo que él opera desde el Palacio Municipal y que la actividad en el ayuntamiento se ha restablecido en un 70 por ciento, sólo no labora el personal dedicado a la realización y mantenimiento de caminos, por temor a posibles actos de violencia.

 — QUADRATÍN