5 de julio de 2013 / 10:37 p.m.

La Federación Internacional de Automovilismo (FIA) comenzó a tomar medidas con las escuderías de Fórmula 1 para que no se repitan incidentes como los estallidos de llantas del fin de semana pasado en el GP de Gran Bretaña.

La principal razón de las nuevas normas es la seguridad que los equipos han pedido para sus pilotos, afirmó la federación a través de un comunicado donde se les impone a todas las escuderías cierto nivel de presión en los neumáticos, a petición de la llantera Pirelli.

Igualmente se impide el cambio de los compuestos de un lateral al otro de los monoplazas, ya que según los estudios del único proveedor de neumáticos para la Fórmula 1 la colocación incorrecta de las llantas en los coches es una de las posibles causas de que estas hayan reventado.

"Será responsabilidad de cada equipo satisfacer las exigencias del delegado técnico de la FIA y cumplir con todos estos requerimientos", se agregó.

Estas exigencias a las escuderías llegan luego de que la Asociación de Pilotos (GPDA) anunciara que no correrían en el circuito alemán, próximo en el calendario de Fórmula 1, si no les proporcionaban seguridad en la pista.

Notimex