Reynaldo Ochoa 
14 de agosto de 2013 / 10:12 p.m.

 

Monterrey.-  • Este miércoles la Comisión de Justicia y Seguridad resolvió desechar los juicios políticos promovidos en contra de los alcaldes de Monterrey, Guadalupe y Juárez, por entregar las “llaves de la Ciudad” a Jesucristo.

El pasado mes de julio salieron a la luz los actos religiosos públicos, en el que por separado, los alcaldes de Monterrey, Margarita Arellanes, Juárez, Rodolfo Ambriz y Guadalupe, César Garza, entregaron las llaves de las ciudades a Jesucristo.

Esto provocó críticas en las redes sociales e incluso en el ámbito político, lo que derivó en una serie de solicitudes de Juicio Político, promovidos por los activistas Ernesto Cerda Serna y Gregorio Vanegas.

Este miércoles los diputados integrantes de la Comisión de Seguridad decidieron declarar improcedentes estas solicitudes y desecharlos, por lo que se definió que no existieron violaciones a la constitución en el evento religioso.

Fue en junio cuando Margarita Arellanes entregó las llaves de la Ciudad a Jesucristo en un acto público en el evento Monterrey Ora, el cual se realizó en la Plaza Zaragoza.

Ahí la presidenta municipal dijo que abría las puertas del municipio a Dios como la máxima autoridad y reconocía que sin su presencia y su ayuda no se podría tener u éxito real.

Las mismas palabras fueron expresadas en diciembre de 2012 por el edil de Guadalupe, César Garza, quien participó en un evento de organizaciones cristianas.

Por su parte Rodolfo Ambriz, alcalde de Juárez, realizó una acción similar el 1 de enero de 2013, donde instó a los ciudadanos a brindar una metrópoli bendecida a las nuevas generaciones.