1 de octubre de 2013 / 10:36 p.m.

Monterrey.- Los escurrimientos de agua que dejaron las lluvias significan el alimento diario para la familia de algunos jóvenes en la Avenida Acueducto, en el municipio de Juárez.

Un tramo de esta vialidad se ha convertido en un "car wash" improvisado, gracias al agua que cae del Cerro de la Silla y desemboca en un arroyo.

Un grupo de hombres han aprovechado el escurrimiento de agua para lavar los autos que circulan por esta zona y a cambio cobrar 20 pesos.

Los lavacoches improvisados, utilizan gorras y sombreros para protegerse del sol y aguantan ser mojados por otros automovilistas que pasan apresurados.

“Pues cada vez que llueve venimos aquí porque el agua sirve para lavar los carros y la gente ya nos conoce tenemos clientes y nos dan lo que sea, entre dos  y luego le secamos el carro, es para sacar para el diario”, dijo uno de los jóvenes.

Los jóvenes aseguran no molestar a nadie, ya que uno de los carriles se encuentra cerrado por la autoridad debido a que que una parte está dañado y no ha sido reparado, sólo colocaron un señalamiento de desviación.

“No le hacemos daño a nadie, no tenemos trabajo yo soy tapicero de carros de muebles de los que sea pero no hay trabajo y aquí uno está haciendo la lucha”, dijo el joven Navor Olivas

Las jornadas de trabajo duran hasta que el cuerpo aguante, porque no saben cuánto tiempo más llegara el agua.

Desde que amanece ya los jóvenes se colocan en la Avenida invitando a orillarse a las personas que quieran que laven  el automóvil y en menos de 10 minutos el carro está más limpio.

Zyntia Vanegas