14 de enero de 2013 / 03:11 p.m.

Escobedo  La respuesta del Gobernador del Estado hacia sus comentarios en torno al ISN es casi una crítica hacia la persona y no hacia la investidura que representa, por lo que espera que el asunto no se esté volviendo cuestión personal o de género, destacó la alcaldesa de Monterrey, Margarita Arellanes Cervantes.

Luego de que Rodrigo Medina de la Cruz le llamara “incongruente” por criticar la alza al Impuesto Sobre Nómina, que afirmó, será de beneficio en recaudación a la capital del estado, la alcaldesa dijo que su postura siempre ha sido la misma en cuanto al incremento de los gravámenes y tampoco puede hacer oídos sordos al impacto que esto tiene en sus gobernados.

Destacó que los recursos que lleguen al municipio se aplican justamente en sus habitantes y hará lo consecuente en el caso del ISN.

“Como buena regia soy directa, digo las cosas más en un tema tan sensible para los ciudadanos, pero yo me refiero a las situaciones y no a las personas, espero que en este sentido no se trate de un tema de género y que ahora se empiecen a referir a las personas”, señaló la alcaldesa de Monterrey.

Arellanes Cervantes también ha recibido críticas por parte de diputados locales del Partido Revolucionario Institucional, quienes le han llamado “mercenaria electoral”, adjetivo que dice, no tiene la necesidad de responder.

“Es un tema que duele a los regiomontanos y es un tema en el que he sido muy puntal, obviamente hay un presupuesto aprobado por el Congreso y yo he de aplicar esos recursos de manera transparente para bien de los ciudadanos.

“Pero bueno tampoco podemos tapar el sol con un dedo, sobre la perspectiva que tienen los regiomontanos en relación a estos impuestos”, puntualizó la alcaldesa.

REFLEJAN POBRE NIVEL: GRACIA

Las críticas del Gobierno Estatal hacia la alcaldesa de Monterrey, Margarita Arellanes, revelan un pobre nivel de debate y una desesperación por no poder sacar adelante al estado, afirmó el senador panista, Raúl Gracia.

Dijo que las declaraciones de políticos priistas, así como por el mismo Rodrigo Medina de la Cruz, no abonan nada a mejorar la situación del estado, que se ha convertido en un referente nacional de corrupción y malos manejos financieros.

“Hay mucha desesperación de parte del Gobierno Estatal y del PRI en Nuevo León. Es evidente que el trabajo que han hecho hasta ahora les costó un resultado electoral adverso aquí en el estado y obviamente que tienen el estado quebrado y no les ha dado la capacidad para solucionarlo más que en aumentar impuestos e incremental la deuda.

“Esta desesperación los lleva a este tipo de declaraciones que en nada enaltecen el debate político”, señaló.

ClavesSe suben al ring

-La alcaldesa de Monterrey y el gobernador del estado entraron en un intercambio de críticas por el incremento en el Impuesto Sobre Nóminas y la decisión de que permanezca un año más la tenencia.

-Arellanes calificó los gravámenes como “impuestos de pánico” que el estado aplica por su irresponsabilidad financiera, lo cual el mandatario estatal calificó a su vez como incongruente por parte de Arellanes.

 — DANIELA MENDOZA