7 de octubre de 2013 / 06:53 p.m.

México.- La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) pretende lograr "cero impunidad" para delincuentes ambientales, señaló el subprocurador de Recursos Naturales de la dependencia, Alejandro del Mazo Maza.

Entrevistado en el marco del "Taller para capacitadores en materia de comercio y tráfico de vida silvestre", refirió que según datos de la Interpol, a nivel internacional los traficantes obtienen ganancias anuales de 200 mil millones de dólares.

En México "lo que genera esta problemática es en muchas ocasiones la alta demanda de países, en particular asiáticos, de especies como pepino de mar, caballito de mar, aletas de tiburón y muchos otros que están en categoría de riesgo".

Quien en México comercie, trafique o extraiga de manera ilegal especies identificadas en la Norma 059, es decir que están en alguna categoría de riesgo, puede ser sancionado con prisión desde uno hasta nueve años, refirió Del Mazo Maza.

El titular de la Subprocuraduría de Recursos Naturales de la Profepa agregó que también se prevén "sumas y multas muy fuertes de dinero", de hasta 50 mil salarios mínimos.

Dichas sanciones y multas son aplicadas con todo rigor con el fin de "que no haya impunidad para los delincuentes ambientales"; cuando son reincidentes ni siquiera tienen la posibilidad de fianza; "nuestra función termina cuando ponemos a disposición del Ministerio Público al delincuente", explicó.

El funcionario precisó que para el delincuente de origen extranjero se aplica de igual forma la ley; "un extranjero no está exento de la legislación y no tiene ningún tipo de privilegio, es exactamente igual que si lo hiciera un nacional, pero son pocos los casos en ese sentido".

En este contexto informó que en coordinación con la Organización Internacional de Policía Criminal (Interpol) se hace una base de datos, por lo que "nosotros lo que detectamos tratamos de compartirlo también. Se trata de incrementar medidas de inteligencia más modernas".

Alejandro del Mazo comentó que para combatir el tráfico ilegal de vida silvestre se efectúan operativos coordinados y destacó que la educación es lo más importante para reducir la ilegalidad, por lo que el objetivo es sumar a la sociedad civil a "que nos ayuden a ser nuestros ojos cuando se enteren de un delito y denuncien".

A pregunta expresa comentó que no se tiene una cifra de cuánto ha crecido el tráfico ilegal, pues "es difícil de medir. Lo que estamos buscando, y estoy seguro que lo vamos a lograr, es reducir de manera importante el porcentaje de tráfico ilegal y reducir la ilegalidad".

Para ello se necesita el esfuerzo de todos, incluyendo a la sociedad, que sepa en qué consiste la ley ambiental, qué es un delito ambiental y que sean ella nuestros ojos, a través de la denuncia. Existe 01800profepa y queremos que la sociedad se acerque con nosotros para ayudarnos a cumplir nuestra labor, exhortó.

El funcionario de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente dio a conocer que en lo que va del año 52 personas han sido puestas a disposición del Ministerio Público, en tanto que fueron asegurados más de cuatro mil animales, entre ellos reptiles y aves.

Asimismo alertó sobre casos documentados por redes sociales de "cibertráfico", sobre el cual refirió que "estamos trabajando en el tema para que no se pueda anunciar la venta de especies prohibidas, y estamos avanzando en la detección de esas personas".

En entrevista por separado el subprocurador de Inspección Industrial, Arturo Rodríguez Abitia, abundó que la Profepa trabaja en estos talleres para capacitar a los inspectores, a fin de que puedan reconocer a las especies de tiburones que en los últimos meses han tenido mayor demanda de tráfico ilegal, entre otros productos.

En Asia, recordó, hay una demanda importante de aletas de tiburón que se utiliza para sopa e incluso muchos creen que es afrodisíaco, "lo que provoca una pesca furtiva de tiburones y por lo cual, se deben vigilar desde las fronteras".

"Lo que nosotros hacemos es vigilar que las especies cuenten con los permisos correspondientes de origen y destino para poder cruzar nuestras fronteras", expresó Rodríguez Abitia.

Mencionó que la Profepa realiza 200 mil verificaciones al año de las que 20 mil son de carácter industrial; "a partir de ello, imponemos medidas o infracciones".

NTX