19 de mayo de 2013 / 02:54 a.m.

Chihuahua • El aseguramiento del enervante permitió que el agente del Ministerio Público de la Unidad de Delitos Contra la Salud (UDCS) le formulara los delitos imputación por narcomenudeo y posesión con fines de comercialización al presunto asesino.

“Se le formuló imputación –por dichos delitos- a Ramón Enrique De la Rosa Armendáriz, quien se encuentra vinculado a proceso por homicidio calificado y agravado en perjuicio de los hermanos Páramo González”, se informó.

La FGE informó que la madrugada del pasado 7 de mayo, agentes de la UDCS catearon la vivienda del presunto narcomenudista con domicilio en la calle Murado (S/N) del fraccionamiento Hacienda Isabela y le encontraron tres envoltorios de ‘hierba’.

Tras apuntar que la orden de cateo fue obsequiada por un Juzgado de Garantía del Distrito Judicial Morelos, se informó que la ‘pequeña’ cantidad de droga fue hallada en una caja de una empresa de mensajería, la cual estaba dirigida al imputado.

“El agente del Ministerio Público asentó en la carpeta de investigación que la sustancia correspondía a un peso neto de 203.7 gramos de marihuana, por lo que el Juez de Garantías le impuso como medida cautelar la prisión preventiva, fijando la audiencia de vinculación a proceso el miércoles 22 de mayo a las 9:00 horas”, indicó.

El vocero de la FGE, Carlos González Estrada, informó que la detención de De la Rosa Armendáriz fue ejecutada por agentes de la Procuraduría General de la República (PGR) el pasado viernes 10 de mayo y tres días después de que se cateara su domicilio.

“La acción entre corporaciones respaldada por trabajo de gabinete y uso de tecnología, hizo posible que fuera ubicado y capturado en Parral por agentes federales para ser puesto a disposición de la autoridad que obsequió la orden de aprehensión”, añadió.

De la Rosa Armendáriz está vinculado a proceso penal por el delito de homicidio calificado y agravado en perjuicio de los hermanos Diego Alejandro y Alfredo David Páramo González, quienes fueron abatidos la madrugada del 4 de mayo en las calles Águilas y Quetzal de la colonia Arboledas.

JUAN JOSÉ GARCÍA