23 de diciembre de 2013 / 11:41 p.m.

Montemorelos. Luego de estar reunidos por una hora y media, padres de familia y personal del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Nuevo León, no llegaron a un acuerdo para evitar que la guardería Mis Amiguitos, ubicada en Montemorelos no sea cerrada.

En entrevista Samuel Rodríguez Granobles, uno de los afectados, comentó que la postura por parte del delegado del IMSS, Francisco Javier Mata Rojas, sigue siendo la misma, esto tras darse a conocer que en el menú para los niños no se incluye carne roja o blanca, sino que estos alimentos se sustituyen por otros de una dieta especial.  

Dijo que aunque pidieron prórroga para enviar oficios a la ciudad de México para que no sea cerrada, el delegado les comentó que primeramente él tiene que pedir autorización para dichos escritos.

El padre de familia explicó que con dicha decisión se verán afectados 140 pequeños que usan dichas instalaciones.

"No se llegó a ningún acuerdo y seguimos con la frustración porque no sabemos en dónde vamos a poner a los niños después del dos de enero", dijo.

Platicó que lo único que les queda es esperar para ver si el IMSS, encuentra una solución para reacomodar a los menores.

"Ver si ellos encuentran una solución de aquí a ese día que nos digan en donde van a estar reacomodados en este lugar a partir del tres de enero, o el siete y no vamos a tener donde meter a los niños y es donde vamos a tener un gran problema", refirió.

Indicó que se reunieron alrededor de 10 padres de familia quienes mostraron su inconformidad, pero finalmente no se logró nada.

"Éramos alrededor de ocho a 10 padres que estábamos ahí reunidos, mostramos nuestra inconformidad, nuestro enojo a la actitud de IMSS de no seguir renovando el contrato aunque no se dé carne en esa guardería y pues salimos frustrados, salimos enojados, preocupados, desesperados porque no sabemos qué vamos  a hacer con los niños al momento que tengamos que irnos a nuestro trabajo y no tengamos con quien dejar a los hijos", añadió.

Además pidió a las autoridades del IMSS, abrir los ojos, ya que la guardería ha trabajado por 17 años, donde los niños han tenido un perfecto estado de salud.

"Ha funcionado de la mejor manera, los niños salen completamente sanos y no es que la regla no prohíba a las guarderías que no dan carne, que permitan por favor que estas guarderías puedan existir", manifestó.

Rodríguez Granobles, espera que durante los siguientes días el seguro les pueda dar alguna alternativa.

MARILÚ OVIEDO