17 de septiembre de 2013 / 11:20 p.m.

Monterrey.-   • Las presentes lluvias son un riesgo para las cerca de mil casonas antiguas que existen en el primer cuadro de la ciudad, por ello el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) en el estado alertó por posibles derrumbes.

El pasado lunes ya se registró el primer desplome de una casa vieja en el centro de Monterrey, que según los primeros reportes no se encontraba protegida por el Catálogo de Bienes Inmuebles del estado.

En opinión del delegado del INAH, Héctor Jaime Treviño, estimó que además de las afectaciones que originan las lluvias directamente en los inmuebles históricos, los principales daños se dejan ver en las semanas posteriores a las precipitaciones.

“Nosotros estimamos que a los tres o cuatro días después de las lluvias, incluso algunas semanas después, se empiezan a registrar los derrumbes por toda la humedad que absorben materiales como el sillar”, expuso.

Por su parte, Jorge Cruz, coordinador del área de Monumentos Históricos del Centro INAH Nuevo León, recomendó a los dueños de viviendas antiguas limpiar techos, darle mantenimiento a las cubiertas así como impermeabilizar correctamente.

“En la casa que se cayó en el centro se pudo ver que había falta de mantenimiento en los terrados del techo, eso lo vemos cuando hay vegetación en las azoteas”, indicó.

En un comunicado, el INAH alertó por las edificaciones históricas que se ubican en el Barrio Antiguo mismas que se encuentran abandonadas y que no han recibido mantenimiento por años.

Hasta la tarde del martes no se tenían registro de inmuebles históricos o de valor estético con daño en los diferentes municipios del área rural o de la zona metropolitana.

De igual forma se estuvo monitoreando inmuebles como el Museo Metropolitano o el Palacio de Gobierno, que constantemente presentan problemas de filtraciones con cada lluvia. Por el momento no se registró ninguna afectación en ambos edificios.

Gustavo Mendoza