10 de enero de 2013 / 01:19 a.m.

Oaxaca • El gobernador Gabino Cué afirmó que se mantendrá la tarifa autorizada de 6 pesos en el trasporte público de la Ciudad de Oaxaca, a pesar de los reclamos y protestas callejeras que encabezaron organismos civiles y sociales.

El mandatario sostuvo lo anterior, con el compromiso de los empresarios de mejorar su servicio y modernizar su parque vehicular.

Dijo que los concesionarios tienen un plazo de 90 días, al menos para sacar de la circulación poco más de 300 unidades chatarra.

Informó que se darán apoyos a empresarios para renovar la flotilla de unidades. Además, consideró urgente la Ley del Transporte, que ya se analiza en el seno del Congreso local, para impulsar un proyecto de reordenamiento como el Metrobús, mismo que se ha instrumentado en Acapulco, Guerrero, y la Ciudad de México.

El mandatario aseguró que su gobierno no dará ninguna concesión, en tanto no exista una revisión en la materia.

Cué afirmó que el incremento de 50 centavos a la tarifa del transporte urbano en esta capital, está condicionado a que en un tiempo no mayor a tres meses, a partir del 1 de enero, se inicie el Programa de Ordenamiento y Modernización del Transporte Público.

Indicó que el incremento al transporte se dio por solicitud de las empresas que prestan el servicio, luego de realizar un análisis socioeconómico y comparativo, el cual arrojó que en promedio las tarifas de transporte a nivel nacional superan los 6.80 pesos.

Explicó que el gobierno consideró inadecuado incrementar un peso la tarifa del transporte como lo solicitaban los empresarios.

En este caso, se acordó solo un aumento de 50 centavos, como resultado de las mesas de análisis técnico-económicas realizadas con los representantes del transporte urbano de la zona metropolitana de la ciudad de Oaxaca, y con el propósito de armonizar este servicio y hacerlo más eficiente.

"La solicitud del incremento al transporte fue realizada por las empresas privadas que tienen a su cargo este servicio, y argumentaron entre otras cosas el alza de la gasolina. Ante ello, se hizo el compromiso de reordenar el transporte y realizar un programa integral para mejorar el servicio, sustituyendo las unidades", sostuvo el mandatario.

Cabe señalar que en los últimos cuatro años no se había registrado ningún incremento al transporte público, aun cuando hubo alzas constantes en los insumos del sector, como gasolina, diesel y refacciones, ocasionando en algunos casos incrementos considerables en diversos factores de producción.

En el tema del endeudamiento de los ayuntamientos, pidió responsabilidad para manejar el recurso, y en ese marco, los municipios que no han podido sanear sus finanzas se encuentran: Juchitán, Tuxtepec, Matías Romero y Salina Cruz, casos que se tendrán que revisar. "Endeudarse no es malo, siempre y cuando se realice con responsabilidad", indicó.

ÓSCAR RODRÍGUEZ