20 de agosto de 2013 / 01:23 a.m.

Guerrero • El regreso a clases en Guerrero estuvo enmarcado por el llamado al magisterio para cumplir cabalmente el calendario escolar, la aplicación de operativos de vigilancia en planteles ubicados en zonas de alta incidencia delictiva y el reparto de más de 700 mil uniformes gratuitos.

De acuerdo a la Silvia Romero Suárez, titular de la Secretaría de Educación Guerrero (SEG), la mañana del lunes regresaron a clases un millón 143 mil 625 alumnos en 11 mil 500 escuelas distribuidas en los 81 municipios de la entidad.

El acto de arranque oficial del ciclo escolar se desarrolló en las instalaciones de la secundaria técnica número 81, lo presidió el gobernador Ángel Aguirre Rivero y estuvo acompañado por Bernardo Ortega Jiménez, presidente de la Comisión de Gobierno del Congreso local y el representante de la Secretaría de Educación Pública (SEP) Enrique Martini Castillo.

También acudió Víctor Salinas Salas, presidente de la Comisión de Educación del Congreso local, además de los diputados Evencio Romero Sotelo y Jorge Camacho Peñaloza.

Silvia Romero anticipó que este año las autoridades habrán de manejarse con mucha prudencia para encarar los conflictos que enfrenta el sector educativo, por eso anticipó: "Si los problemas son mayúsculos, nuestra voluntad para encararlos mediante el diálogo será mayor".

Llamó al magisterio guerrerense a conducirse con ética y civilidad, para que más de un millón 143 mil alumnos cumplan cabalmente con los días de clase contenidos en el calendario escolar.

Indicó que en la entidad hay 726 planteles incorporadas al programa de escuelas de tiempo completo, en las que se cuenta con el servicio de alimentación garantizada para los alumnos, lo que ayudará a incrementar su rendimiento.

El gobernador Ángel Aguirre confirmó la distribución de más de 700 mil uniformes escolares gratuitos, pero a diferencia del año pasado se incorporó a todas las primarias y secundarias de la entidad.

Operativos de vigilancia por la inseguridad

La Secretaría de Seguridad Pública (SSP) y corporaciones de nivel federal iniciaron este lunes operativos de vigilancia en zonas consideradas como de alta incidencia delictiva, particularmente en la zona conurbada de Acapulco.

Pero también se reforzó la vigilancia en comunidades de Apaxtla, Teloloapan y San Miguel Totolapan, municipios pertenecientes a la zona Norte y Tierra Caliente, en donde el ciclo escolar pasado cerró con varios planteles cerrados por la violencia.

El regreso a clases, de acuerdo a la secretaria Educación, Silvia Romero fue del cien por ciento y con saldo blanco, sin sucesos graves que afectaran la apertura de las escuelas.

ROGELIO AGUSTÍN ESTEBAN