31 de octubre de 2013 / 12:08 a.m.

Teniendo como padrinos al portero Juan de Dios Ibarra de Rayados así como al destacado canterano de Tigres, Jonathan Espericueta, el equipo de Flash de futbol rápido inauguró su primera escuela de formación de talentos.

La Escuela que tendrá como sede las instalaciones de la Liga Casa Bella, estará dirigida por el Director Técnico, Eduardo Lugo que tendrá bajo su responsabilidad a un total de 50 niños y niñas de entre 4 a 12 años quienes participarán dentro de las diferentes ligas del municipio de San Nicolás.

En una sencilla ceremonia celebrada en las instalaciones de la colonia Casa Bella, Gerardo Guerra presidente del club regiomontano manifestó que esta escuela además de preparar a las nuevas generaciones de ciudadanos, tendrá como objetivo principal el identificarlos con los colores de su equipo, detectando a los talentos que se buscará encauzar hacia el fútbol rápido profesional.

"Es una gran satisfacción iniciar lo que serán en un futuro las fuerzas básicas de nuestro Club, con jugadores nacidos al cien por ciento en sus entrañas y que serán las próximas figuras de este deporte, a nivel nacional e internacional", expresó Guerra Lozano.

Posteriormente los dirigentes del club, en compañía de Ibarra y Espericueta así como las estrellas del Flash de Monterrey, procedieron al corte de listón con el cual en forma oficial se declaró inaugurado el centro formativo de niños y jóvenes.

En el evento estuvieron presentes una gran cantidad de padres de familia y familiares, quienes al igual que los niños posaron junto a sus ídolos para la fotografía del recuerdo así como del autógrafo en sus libretas y playeras.

José Luis Garza