20 de julio de 2013 / 10:48 p.m.

Oaxaca • La cantante Lila Downs y el artista plástico Sergio Hernández, inauguraron previo a los festejos de la Guelaguetza, la feria nacional del Mezcal, donde participan poco más de 200 expositores.

En Oaxaca hay tres tipo de mezcal, el joven, el reposado y el añejo. El litro de mezcal joven certificado con 45 grados de alcoholicidad cuesta 40 pesos y es uno de los más vendidos en el Distrito Federal.

El reposado llega a comercializarse entre 80 y 100 pesos y llega a venderse en Canadá y Estados Unidos, mientras que el añejado cuesta mil pesos y sólo se exporta a países de Europa y Asia, donde pueda llegar a valer 400 dólares la botella.

El presidente del Consejo Regulador, Hipócrates Cansino Nolasco, aceptó que está permitido el uso de saborizantes adicionales para mejorar el sabor de la bebida, y mencionó el caso de la miel de agave, frutas diversas, el gusano de maguey, animales exóticos y hasta oro.

"Todo está permitido mientras no altere el contenido de la norma, ni de la denominación de origen", planteó.

Sólo 2 de cada 6 millones de litros de mezcal que se producen cada año son certificados

En Oaxaca sólo 2 de cada 6 millones de litros de mezcal que se producen cada año son certificados y se venden en el mercado nacional e internacional, el resto (4 millones de litros) se queda en la informalidad, donde corre el riego de adulteraciones, informó el presidente del Consejo Regulador del Mezcal, Hipócrates Nolasco Cansino.

Explicó que la industria del mezcal se encuentra subvaluada y de la cual dependen 56 mil familias, genera ventas superiores a los 8 millones de dólares.

Dijo que el riesgo de adulteración es latente, principalmente entre el 20 por ciento de la producción que no está regulada.

"Si se producen 100, 20 se vende de manera certifica y 80 en la irregularidad con riesgo de adulteración".

Urgió una coordinación de instituciones a nivel local y federal para empezar a consolidar la industria mezcalera en Oaxaca, para que no haya esfuerzos aislados.

Dijo que uno de los factores que incidente en la irregularidad de los envasadores y productores del mezcal, son la alta carga de impuestos que tienen que pagar para producir de manera certificada "se paga hasta 80 por ciento de gravamen y la gente prefiere optar por la búsqueda de estrategias fiscales menos agresivas, que no le impacten en el precio de su producto".

Anualmente se producen 6 millones de litros de mezcal, de las cuales, solo 2 millones cuenta con certificación, el resto se vende a granel. Además de que hay 150 marcas registradas.

Mencionó que de los 2 millones de litros certificados, un 35 por ciento se exporta, principalmente a 29 países.

Detalló que en el 2012, se lograron exportar 800 mil litros, esperando que este año haya un repunte del 30 por ciento en la cifra.

Dijo que la venta nacional esta caída, derivada a la falta de normas y la irregularidades en las protocolos y normas de envasado y certificación.

Dijo que el Consejo Regulador del Mezcal ha realizado pruebas al 96 por ciento de los mezcales artesanales elaborados con agave y no se ha encontrado ningún problema fisicoquímico. "aquí lo que falta es la inversión para ponerlos todos en regla".

Afirmó que en México el mezcal oaxaqueño se encuentran en franca competencia con el mercado del tequila, "somos un mercado en expansión que representamos el 1 por ciento de la producción anual de bebidas elaboradas de agave en el país".

Precisó que por cada 10 botellas de tequila que se venden el mercado nacional e internacional, uno es de mezcal certificado.

Agrego que se trata de potencializar al mezcal dentro del mercado de las bebidas no para embriagar sino para degustar la alta cocina o gourmet. "queremos vender solo botellas, no pipas como lo hace el mercado tequilero", indicó.

OSCAR RODRÍGUEZ