22 de diciembre de 2013 / 10:26 p.m.

El propietario del negocio dedicado a la soldadura y reparación de mofles fue identificado como José Ponce Hernández de 42 años quien dijo que estaba realizando un trabajo de soldadura en un vehículo de alquiler cuando inició el siniestro.

 

Monterrey.- El incendio en un taller de soldadura dejó cuantiosos daños materiales en la zona norte de la ciudad, y toda una movilización de los cuerpos de auxilio, pero que por fortuna no dejó personas lesionadas o fallecidas.

Fue en los locales que se ubican en la avenida Rodrigo Gómez a la altura de la avenida Almazán donde fue reportado el siniestro que arrasó con el taller y dos locales más, así como el vehículo que se encontraban reparando en el taller.

El propietario del negocio dedicado a la soldadura y reparación de mofles fue identificado como José Ponce Hernández de 42 años quien dijo que estaba realizando un trabajo de soldadura en un vehículo de alquiler cuando inició el siniestro.

"Lo que pasa es que estaba abajo soldando y se me atoró el electrodo y el cable de la máquina de soldar con un alambre con el que se sostenía el mofle, y como el tanque tenía una fuga se comenzó a prender, y ya lo había logrado apagar pero no vi que en el suelo había ya gasolina regada y con una chispa se prendió todo, pero lo bueno es que no nos pasó nada", explicó don José.

Para lograr controlar el siniestro que amenazaba con extenderse hacia los locales aledaños, arribaron cuatro máquinas del Cuerpo de Bomberos, elementos de Protección Civil de Monterrey y Cruz Verde. 

Don José y su hijo alcanzaron a salir del taller antes de que resultaran lesionados y solo fueron revisados por el personal paramédico para descartar que tuvieran alguna lesión.

Ahora don José Ponce agradece porque no sufrió lesiones ni él ni su hijo por lo que ahora dice que tendrá que comenzar de nuevo con las pocas herramientas que logró rescatar del taller cuando comenzaba el siniestro, pero pide la ayuda de las autoridades y la comunidad para poder seguir adelante y reconstruir de nuevo su taller.

"Pues voy a necesitar unas maderas y láminas para salir adelante, pues de esto mantengo a mi familia, de aquí sacamos para comer y para todo, pero pues ahora ya ve como quedó. Ni modo hay que salir adelante, si me pueden ayudar con algo sería bueno para poner de nuevo mi taller, porque gracias a Dios no nos pasó nada y lo material se puede reponer", expresó Don Jose Ponce.

ALBERTO VÁSQUEZ