21 de agosto de 2013 / 01:32 p.m.

Monterrey • El aparente sobrecalentamiento de un transformador de energía eléctrica provocó un incendio que consumió por completo un negocio de almacenamiento de refrigeradores en desuso, en el municipio de Escobedo.

Aunque no hubo personas lesionadas, el caso provocó la inmediata intervención de Bomberos de dicho municipio, que además contó con el apoyo de elementos de Monterrey y Salinas Victoria.

Los hechos acontecieron alrededor de las 19:30 horas, en el número 200 de la calle Valentín Arredondo, en la colonia agropecuaria Lázaro Cárdenas.

El sitio se localiza a pocos metros de la carretera a Monclova, entre el Libramiento Noroeste y la carretera a Colombia.

Al lugar fueron enviadas seis máquinas tipo cisterna para controlar la situación, según informó el director operativo de Bomberos Nuevo León, el comandante Andrés Molina Irigoyen.

Los informes precisaron que al momento del siniestro se encontraban en el lugar el propietario del negocio, Raúl Ariste Garza, y seis trabajadores.

Ellos dijeron ante las autoridades haber escuchado un estruendo en la parte superior del techo de la pequeña oficina, donde estaba instalado el transformador.

Enseguida observaron que los materiales que estaban en el patio comenzaban a ser consumidos por las llamas.

Debido a que principalmente había plásticos y hule espuma, como parte de los viejos refrigeradores, las llamas se propagaron con facilidad en cuestión de instantes.

Por tal motivo las personas solicitaron el auxilio de los Bomberos y de Protección Civil, arribando también el apoyo de otras corporaciones.

Durante varios minutos, el personal de apoyo se esforzó para controlar el siniestro, logrando evitar que el fuego se propagara hacia unas bodegas aledañas.

Sin embargo los materiales que había en la propiedad afectada quedaron reducidos a escombros después del incendio.

AGUSTÍN MARTÍNEZ