11 de abril de 2013 / 12:59 p.m.

Monterrey.- • Un descuido acabó con la vivienda de una familia de la colonia Venustiano Carranza, en la zona oriente de la ciudad de Monterrey.

Alrededor de las 20:00 horas, Raymundo Vázquez Moreno de 58 años de edad, llegó a su casa ubicada en el número 2056 de la calle Lucio Blanco, en su cruce con Francisco Beltrán.

Como se encontraba en estado de ebriedad, fue a su cama y prendió un cigarro, pero el cansancio lo venció y se quedó dormido.

Rápidamente las llamas se hicieron presentes en el colchón, situación que despertó a Vázquez Moreno, quien en su desesperación por apagar el fuego tomó un recipiente y lo lanzó lo que tenía en el interior al fuego, pero no se percató que el recipiente contenía alcohol.

Esto ocasionó que las llamas se intensificaran y se propagaran por toda la vivienda, sin que nada pudieran hacer para sofocarlo.

Junto con su hermano, Vázquez Moreno salió corriendo de la casa y solicitaron auxilio a los vecinos.

Solicitaron el apoyo de Bomberos de Nuevo León y Protección Civil de Monterrey, quienes de inmediato iniciaron las labores para poder sofocar las llamas y evitar que se propagaran a los domicilios aledaños.

Con los ojos llorosos, Raymundo Vázquez Moreno observaba como su casa, en la cual tenía más de 50 años viviendo, se había convertido en cenizas.

Los bomberos lucharon por varias horas para acabar con las llamas, pero desafortunadamente todo lo que se encontraba en el interior, terminó calcinado.Los habitantes de esta vivienda siniestrada lloraban la pérdida de sus pertenencias, y pidieron el apoyo de las autoridades y de la comunidad para poder sobrevivir a esta tragedia.

Fue necesario que personal de la Comisión Federal de Electricidad acudieran para suspender el servicio, debido a que uno de los postes ubicados afuera del domicilio también se vio afectado por las llamas.

Ahora los afectados tuvieron que pasar la noche a la intemperie, mientras buscan una solución para poder recuperar parte de lo perdido en este siniestro.

FRANCISCO CANTÚ