21 de mayo de 2013 / 11:17 a.m.

México • Padres de los niños fallecidos y lesionados por el incendio de la guardería ABC presentaron ante la Procuraduría General de la República supuestas pruebas de que el siniestro fue provocado.

Ofelia Vázquez, madre de Germán Paúl, quien perdió la vida en la instancia infantil, precisó que el documento está basado en un nuevo peritaje que determinó que fue intencional.

Explicó que el fin del incendio fue destruir documentos relacionados con la deuda de 10 mil millones de pesos generada en la administración del ex gobernador Eduardo Bours, por la aplicación del programa de obras Plan Sonora Proyecta.

Indicó que existen elementos que comprueban que se buscaba la quema de archivos sobre la deuda estatal en una bodega de la Secretaría de Hacienda, a un costado de la guardería, la cual se propagó hasta donde estaban más de 250 infantes.

Dijo que, de acuerdo con la línea de investigación, tienen los nombres de las tres personas sospechosas de haber generado el incendio, los cuales no quiso revelar. Precisó que éstas se encontraban en la zona el día de la tragedia y que están vinculadas a Juan Carlos Lam Félix, secretario técnico del ex gobernador de Sonora.

“El incendio no fue causado por el cooler, y sabemos que Juan Carlos Lam Félix, secretario técnico de Bours, está involucrado en el caso”, expresó.

Afirmó que se sabe que el siniestro, llevado a cabo por esas tres personas, fue comandado por Carlos Andrés López Meza, quien trabajaba como chofer y guardaespaldas personal de Lam Félix, y que a dos meses del incendio fue encontrado muerto de nueve impactos de bala.

“"Sabemos de la cercanía del señor Juan Carlos Lam Félix con el señor Eduardo Bours Castelo y no creemos que el ex gobernador haya tenido que ver en todo esto, por ello estamos seguros que él será el primer sorprendido ante este hallazgo y no usará su poder económico ni el de su grupo político para obstruir la justicia"”, señaló.

Al presentar el documental ABC nunca más, dirigido por Pedro Ultreras, la Asociación Manos Unidas por Nuestros Niños indicó que siguen a la espera de un acercamiento con el presidente Enrique Peña Nieto, ya que durante su campaña presidencial se comprometió por escrito a darle seguimiento al caso que dejó sin vida a 49 niños.

Piden audiencia presidencial

Padres de los niños que murieron en el incendio en Hermosillo, el 5 de junio de 2009, pidieron una audiencia al Ejecutivo federal, para exponerle la situación y exigir “"justicia, la reparación del daño y que se respete el decreto presidencial en apoyo a las madres"”.

La demanda fue planteada en el marco de la presentado deldocumental, en el auditorio del Museo Memoria y Tolerancia en la Ciudad de México.

NORMA PONCE Y NOTIMEX