22 de febrero de 2013 / 12:03 a.m.

Guerrero • La Subsecretaría de Protección Civil estatal dio a conocer que 2013 será más complicado que 2012 en materia de incendios forestales, por la escasa humedad que hay en los bosques ante la pobre temporada de lluvias.

Constantino González Vargas, subsecretario de Protección Civil en el estado, manifestó que ante la proyección que se tiene respecto a la incidencia de conflagraciones se ha capacitado a más de 118 comisarios municipales y brigadistas voluntarios, para que sepan como prevenir y en su momento combatir las contingencias que se presenten.

Dijo que se ha dado capacitación en materia de quemas preventivas, las cuales ya se pudieron practicarse en cerros como el del Toro, del Indio y de La Vaca, en una extensión superior a las 20 hectáreas de tierra.

A la fecha manifestó que se tiene un registro de 26 incendios forestales con 245 hectáreas afectadas, lo que representa un dato negativo porque la temporada de secas apenas comienza.

“Lamentablemente este año la vegetación esta más seca porque llovió menos que el año pasado y por eso debemos extremar precauciones”, indicó.

El militar retirado destacó que en Guerrero hay más de 2 millones de hectáreas de bosque que es vulnerable ante la ocurrencia de incendios, por eso es que las instancias del gobierno estatal y federal realizan un monitoreo permanente pero la extensión es mucha.

Comentó que es la primera vez en Guerrero que se realizan quemas preestablecidas, esto es con la intención de reducir los riesgos en zonas que ya están identificadas como de alto riesgo.

En el ánimo de capacitar a los comisarios y trabajadores del campo, dijo que se tiene programado realizar la quema preventiva en cien hectáreas de tierra, por lo que invitó a los habitantes de las zonas rurales a estar pendientes de dichas actividades,

A la fecha dicho que se han quemado más de 6 mil metros en línea recta, como parte de un ejercicio encaminado a dar los elementos a comisarios, campesinos y brigadistas voluntarios para que sepan como contrarrestar una conflagración.

El funcionario dijo que la proyección que se tiene es negativa ante la vulnerabilidad de los bosques durante la presente temporada de estiaje, por eso la tarea de establecer medidas preventivas que permitan daños irreversibles en materia forestal.

ROGELIO AGUSTÍN ESTEBAN