21 de febrero de 2013 / 02:28 p.m.

Monterrey • Las discotecas y los bares regresarán al Barrio Antiguo de Monterrey para integrarse al proyecto de regeneración de esta zona de la ciudad.

A la par de los restaurantes, galerías y tiendas de antigüedades, los “antros” tendrán su propia calle y área delimitada en el proyecto que ya “cocinan” la Secretaría de Desarrollo Sustentable de la administración estatal y el recién creado Instituto Municipal de Planeación y Convivencia de Monterrey.

Según fuentes del gobierno estatal, cada una de las calles del barrio, incluidas aquellas que se volverán peatonales, tendrán una “mística” definida para que se puedan desempeñar todas las actividades propias de una zona turística sin interferir con los habitantes que aun viven en este sector.

Como ya lo había anticipado Fernando Gutiérrez Moreno, secretario de Desarrollo Sustentable de Nuevo León, se buscará retomar los colores regios para darle un toque distintivo a las obras, que comprenden la remodelación y embellecimiento del primer cuadro de la ciudad.

Las tonalidades ocres, blanco y salmón, en otros, que compartan la misma paleta cromática del noreste del país.

ESPACIOS ALTERNATIVOS

Aunque no se han confirmado los trazos, se anticipó por fuentes de la administración regiomontana que se analiza hacer peatonales las calles Morelos, Abasolo, Guillermo Prieto y Mina.

En el proyecto se contempla contar con áreas para transitar con bicicleta y los espacios necesarios para ponerlas a resguardo.

Además, las líneas eléctricas y cualquier otro servicio serán de tipo subterráneo para dar una imagen urbanística más limpia.

La intención, ya anunciada tanto por autoridades estatales y municipales, es que el proyecto de regeneración traerá la conectividad entre el Barrio Antiguo, la Macroplaza, el Paseo Santa Lucía, y el Parque Fundidora, de la cual ya se tienen señales.

Aunque ya se cuenta con el esquema financiero y operativo resuelto, el Gobierno del Estado y el municipio de Monterrey perfilan iniciar los trabajos de regeneración del primer cuadro de la ciudad durante el primer semestre del año y el proyecto será anunciado hacia finales del mes.

La delimitación de giros comerciales a una calle en particular requerirá reformas al plan de Desarrollo Municipal y sus reglamentos para especificar usos de suelo por calle.

Además, el proyecto se encuentra en análisis y negociación con los habitantes del Barrio Antiguo, ya que según declaraciones del gobernador del estado, Rodrigo Medina de la Cruz, todo el proyecto será consensuado con ellos.

En su momento sostuvo que las negociaciones con los propietarios de antros y bares en la zona registran avances importantes, al advertir que este punto es clave para el corredor que pretende unir los atractivos turísticos del primer cuadro de la ciudad.

FIRMAN CONVENIO PARA LA LÍNEA 3

Este jueves, el secretario de Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruiz Esparza, tendrá una última reunión con las autoridades estatales y del municipio de Monterrey en el Palacio de Gobierno antes de firmar el convenio relacionado con la inversión en la construcción del metro.

La Línea 3 tendrá un tramo de 600 metros de forma subterránea bajo el Barrio Antiguo, y los restantes 6.9 kilómetros serán de forma elevada por Félix U. Gómez hasta el Hospital Metropolitano, en López Mateos y Anillo Vial Metropolitano, en el municipio de San Nicolás.

El proyecto urbanístico sigue en este momento en materia de estudios y análisis; sin embargo, ya se han lanzado las bases para la licitación de 22 vagones que darán servicio a la Línea 3 del Metro y cuya construcción, que demorará 22 meses, se contempla iniciar en mayo.

El costo unitario es de alrededor de 3.8 millones de dólares, por lo que la inversión será superior a los mil millones de pesos.

DANIELA MENDOZA