22 de noviembre de 2013 / 02:54 a.m.

La audiencia había sido agendada para el jueves.

"Cooperaré totalmente con la investigación en curso con el objetivo de reanudar mi carrera con los Dolphins de Miami a la conclusión de esta indagatoria", dijo Incognito en un comunicado difundido a través de la Asociación de Jugadores de la NFL. "Quiero a mis compañeros y espero que podamos dejar atrás pronto esta distracción".

La directiva de los Dolphins emitió también un comunicado, en el cual afirmó que Incognito está cooperando completamente y se reunirá con el investigador especial de la liga, Ted Wells.

El tackle Jonathan Martin dijo que fue intimidado diariamente por compañeros de equipo, incluido Incognito. Martin abandonó el club el 28 de octubre, e Incognito fue suspendido el 3 de noviembre.

Wells se reunió el viernes con Martin y ha estado interrogando esta semana a jugadores, entrenadores y personal de los Dolphins. La NFL no ha dicho cuánto tiempo considera que durará la investigación.

Incognito se perderá el domingo su tercer partido consecutivo, cuando los Dolphins enfrenten a los Panthers de Carolina. El veterano guard, quien está en el último año de su contrato, puede ser suspendido sin derecho a pago por los Dolphins hasta durante cuatro semanas, y es posible que el equipo lo deje en libertad en lugar de permitir que se reincorpore a la nómina.

Martin ha dicho además que quiere jugar fútbol americano nuevamente. Ha estado con su familia en California, bajo tratamiento por problemas emocionales.

Incognito admitió haber dejado un mensaje de voz para Martin en abril, en el cual utilizó un término racista, amenazó con matarlo y con abofetear a su madre. Incognito ha dicho que lamenta el lenguaje racista e inmoral que utilizó con Martin, pero dijo que éste se desprende de una cultura de "hermandad" en los vestidores, no de bravuconería.

AP