18 de septiembre de 2013 / 11:16 p.m.

Linares • Ejidos del municipio de Linares se encuentran totalmente incomunicados tras los daños ocasionados por la creciente de los ríos y arroyos en algunos puentes.

Uno de estos lugares, es la comunidad Caja Pinta, cuyos habitantes no pueden salir hacia la cabecera desde la noche del pasado sábado, ya que el puente Pablillo sufrió un deslave e impide el paso de vehículos

Esto ocasionó angustia en las familias, ya que la tarde de este miércoles era urgente la atención médica a personas mayores.

"Desde el sábado estamos incomunicados, necesitamos que se arregle el puente, no hay salida para ningún lado, en el rancho no hay doctor y hay personas mayores que necesitan medicamento, no ha venido alguna autoridad a vernos y estamos esperando el apoyo", comentó Rogelio Galván habitante de Caja Pinta

En la misma situación se encuentran otros ocho ejidos de la misma zona. La destrucción de los puentes los alejó de la civilización y hace falta el apoyo de las autoridades, ya que podrían pasar días o inclusive semanas hasta que se puedan restablecer las vías de comunicación terrestres, y hasta el momento, la única forma de llegar a decenas de familias es en helicóptero.

La intervención de las autoridades, tanto municipales como a nivel estatal, es importante para las más de 100 personas que conforman este grupo de comunidades aisladas, las cuales necesitan de manera urgente alimentos y medicinas, además de artículos de limpieza.

El reporte se ha realizado directamente al municipio de Linares, pero las familias afectadas no han obtenido respuesta favorable.

Aumenta a 448 el número de personas refugiadas en albergues

El municipio de Linares es uno de los más afectados por la tormenta tropical “Ingrid”. Registró un repunte damnificados, al aumentar de 122 a 448 el número de personas en sus diferentes albergues durante las últimas 24 horas, señaló el alcalde José Roque González Palacios.

Los albergues que están operando son el ubicado en el DIF Provileón, Gimnasio Municipal, Secundaria Técnica 23 y la Escuela Moisés Sáenz, única en el estado que este miércoles no impartió clases por indicaciones del gobernador Rodrigo Medina tras su visita por la entidad.

Por otra parte, el alcalde informó que continúan 24 ejidos incomunicados y el número de damnificados es de entre 8 y 10 mil personas aproximadamente en todo el municipio.

Este miércoles por la tarde se realizaron sobrevuelos por parte de los helicópteros de Gobierno del Estado en comunidades como El Pretil, El Avileño, Agraristas Unidos, Jesús María Carricitos y Rancherías, además en los Ejidos Benítez, Mederos y el Mosquito, donde elementos de Protección Civil y personal de Seguridad Pública municipal entregaron víveres y agua embotellada a los damnificados.

Quedan tiendas Diconsa sin atención

Aproximadamente 20 tiendas Diconsa han dejado de atenderse después de las severas afectaciones en las vías terrestres de comunicación que han provocado las lluvias en la zona citrícola y sur del estado de Nuevo León, en los últimos días.

Los daños en caminos y carreteras de Linares e Iturbide han imposibilitado que las unidades y el personal de la dependencia federal lleguen a las tiendas campesinas, las cuales son el principal abasto de alimento para las familias que viven en la zona rural.

Personal de Diconsa visitó durante el transcurso de este miércoles algunos puentes dañados, entre estos, el que comunica al ejido San Rafael con varias comunidades de la zona, con el propósito de valorar los daños y establecer la forma en la que se estará llegando a las tiendas para abastecerlas de víveres.

Se informó que de no encontrarse durante las próximas horas, una manera de comunicarse vía terrestre con las decenas de comunidades, se estaría realizando el apoyo de manera aérea, y además de llevar alimentos a las tiendas Diconsa, se aprovecharía para brindar atención médica a las personas enfermas.

Ubaldo Reyna