18 de marzo de 2013 / 02:39 a.m.

Monterrey.- • El senador panista Raúl Gracia Guzmán calificó de incongruente a su homóloga del PRI, Cristina Díaz Salazar, por tratar de justificar la contratación de nueva deuda en el estado de Nuevo León.

Señaló que, por un lado, se trabaja en el Senado para aprobar una Ley de Deuda Pública, justamente para frenar a los estados y municipios en su contratación irresponsable de pasivos, y, por otro, la política tricolor los avala.

“"Estamos debatiendo en comisiones una reforma para generar candados y límites a la deuda pública en estados y municipios y acá se dice y se justifica que una deuda es legítima porque se da con un pago a largo plazo, cuando realmente lo que se está buscando es acabar con eso"”, dijo.

Señaló que lo que genera las deudas, como la que se pretende contratar, sin necesidad del aval del Congreso, para la Red Estatal de Autopistas, es que el recurso público de los siguientes gobernantes quede empeñado, en este caso, los próximos 35 años, que equivale a seis gobernadores.

Gracia Guzmán dijo que otro de los grandes problemas es que la decisión de contratar este financiamiento en particular es totalmente unilateral y deja fuera al Congreso del Estado, al no tratarse de pasivos del aparato central, sino de los organismos descentralizados.

Insistió que por ello es que la reforma que se está analizando incluye la necesidad de visto bueno no solo de las tres cuartas partes del Congreso local, sino también del Senado de la República.

“"Aquí, con la Red Estatal de Autopistas, está estableciendo deuda que ni siquiera pasa por el Congreso local y va en total contrasentido de lo que se busca legislar en el Senado"”, dijo.

Gracia Guzmán dijo que con esto se corrobora que tanto Nuevo León como Coahuila fueron los casos en los que se basó la necesidad de tomar estas medidas legales para acatar la deuda.

Este sábado, la senadora priista Cristina Díaz Salazar afirmó que la deuda a través de la Red Estatal de Autopistas tenía que contratarse para realizar obras de infraestructura y beneficio social.

Al respecto, su homólogo de Acción Nacional afirmó que pareciera como si las reglas que están tratando de hacer para todos no se aplicaran cuando se trata del gobernador priista de Nuevo León.

Dijo que algunos gobernadores están aprovechando este periodo de gracia, previo a la aprobación de una nueva ley, y manifestó su temor ante la posibilidad de que la intervención de estos impida sacar adelante la reforma por medio de la presión o el acuerdo con los legisladores de su partido.

DANIELA MENDOZA LUNA