15 de marzo de 2013 / 04:22 p.m.

Monterrey.- • La Policía Municipal de Guadalupe ha actuado de manera incorrecta al detener y exhibir como delincuentes a algunas personas, sin existir pruebas para inculparlas.

Lo anterior lo consideró el abogado penalista Horacio Moyar Quintanilla, luego de dos casos recientes en los que la autoridad municipal ha afectado a ciudadanos.

Moyar Quintanilla dejó en claro que solamente el órgano investigador, en este caso el Ministerio Público, es la instancia que determina la existencia de un delito, o la supuesta responsabilidad de una persona.

"Es el único facultado para determinar si existe o no existe un delito, o un presunto responsable en una averiguación. La Policía no tiene facultades para exhibir de esa manera que usted está señalando", explicó.

El litigante advirtió que los ciudadanos agraviados por esa situación, de ser detenidos y luego mostrados como delincuentes, pueden recurrir a las instancias legales correspondientes.

"El Código Civil establece que el daño moral debe repararse, de una persona. Porque hay un daño moral que se está causando a la persona, donde no se le ha demostrado ningún delito y ya lo exhibieron como tal.

"En su persona, su familia y demás, ¿cuál es la situación en que va a quedar? Como un delincuente, sin haberlo sido", enfatizó Moyar Quintanilla.

Además, al ser violentadas sus garantías por la autoridad preventiva, los afectados en casos como los mencionados tienen el recurso de presentar una queja ante la Comisión Estatal de Derechos Humanos.

"Ellos tienen la obligación de atender esa denuncia de la persona que se considera afectada y lo puede demostrar, con la resolución del Ministerio Público donde dice que no hubo delito, y aunado a eso para que proceda como corresponda", puntualizó.

El pasado lunes la Policía de Guadalupe capturó y presentó públicamente a una mujer que tomaba fotografías dentro del hospital Materno Infantil, acusándola de intentar robar un bebé.

El Ministerio Público liberó a la dama al comprobarse que era inocente, pues había acudido al nosocomio a visitar a su hija y le tomó fotos a su nieta recién nacida.

La semana pasada varios jóvenes acusados de un homicidio, también fueron liberados, debido a que los oficiales policiacos se confundieron al capturarlos.

AGUSTÍN MARTÍNEZ