27 de diciembre de 2013 / 08:41 p.m.

Soñar despiertos es algo a lo que las personas recurrimos cuando deseamos escapar por unos breves momentos de nuestra realidad y es que a veces nos gustaría que las situaciones que vivimos fueran como en los libros o en las películas. 

Basada en un cuento corto publicado en el The New Yorker. La cinta sigue la vida de un hombre llamado Walter Mitty, editor fotográfico de una reconocida revista, el cual pasa la mayor parte de su tiempo soñando despierto para escapar de la que piensa es una monótona vida. Un día a Walter se le extravía una fotografía que será la portada del último número de la publicación por lo que deberá embarcarse en la gran aventura de su vida para encontrar al fotógrafo que la tomó. Después de estar ausente cinco años de la dirección cinematográfica, Ben Stiller regresa con LA INCREÍBLE VIDA DE WALTER MITTY, un filme muy ad'hoc con la temporada y del que además es protagonista. Stiller interpreta de una excelente manera a un personaje con el que cualquiera se puede lograr identificar. A él lo acompañan una encantadora y tierna Kristen Wiig como el interés amoroso, y Sean Penn en un pequeño, pero importante papel en la trama. Lo que falla en la película es el guión de Steve Conrad (The Persuit of Happyness, 2006), ya que no profundiza con varios personajes que daban para más y por el uso excesivo de las fantasías del protagonista. Por otra parte, el aspecto técnico de la cinta es excelente. Los fantásticos efectos especiales, la maravillosa fotografía y el estupendo soundtrack funcionan en perfecta armonía y aportan mucho a la producción. Pese a sus fallas, Ben Stiller entrega un producto bastante entretenido con un mensaje que busca invitar al espectador a dejar de soñar despierto para así comenzar a disfrutar del aquí y el ahora.

CALIFICACIÓN: 8/10

Síganme en Twitter: @MauriMorales93