6 de mayo de 2013 / 11:46 p.m.

Las declaraciones fuera de lugar u ofensivas que transgredan el Código de Ética podrían ser sancionadas de manera más severa, algo que se analizará en el próximo Régimen de Transferencias, señaló Decio de María, presidente de la Liga MX.

"En la junta nadie pidió nada especial, no se complace a nadie, cada quien es libre de expresar lo que quiere. Sí (podrían endurecer las sanciones), pero se va a hablar en el Régimen de Transferencias", dijo el directivo.

Por otra parte, reiteró que a los árbitros se les recomendó dar fluidez a los partidos y que no sean protagonistas, algo que no es nuevo, pues se les había pedido tiempo atrás.

"Se les dijo dos cosas: que sean facilitadores del juego y que dejen de ser protagonistas del juego y lo dijimos desde hace un año, esa fue una petición, de eso a que lo hagan hay una diferencia, pero se les pidió desde hace un año", externó.

Finalmente, el dirigente del balompié nacional consideró que "los árbitros tienen que hacer su trabajo y punto, no hay de otra, hacen lo que tienen que hacer y lo tienen claro".

"La Comisión de Árbitros tiene la libertad de poner a los árbitros que considere correctos para cada uno de los partidos, antes se usaba el famoso ordenador y hoy ya no hay ordenador", concluyó.

Notimex