6 de febrero de 2013 / 01:57 a.m.

Integrante de la comunidad guerrerense habían pactaron con el titular de la Secretaría de Seguridad Pública el envío de treinta elementos de la comunitaria al Instituto de Formación y Capacitación Policial.

 Guerrero • El secretario de Seguridad Pública en el estado, Guillermo Jiménez Padilla, dio a conocer que la comunidad de Atliaca no ha cumplido con el compromiso de mandar a capacitación un grupo de 30 elementos de la Policía Comunitaria (PC), que se encargarán de reforzar la vigilancia en dicha población perteneciente a Tixtla.

El pasado 21 de enero, los representantes de la localidad pactaron con el titular de la SSP el envío de treinta elementos de la comunitaria al Instituto de Formación y Capacitación Policial (Infocap).

Dicho acuerdo se estableció luego del brote de autodefensa que se desarrolló en esa parte de la región Centro de Guerrero, en donde la población estuvo a punto de linchar a siete presuntos extorsionadores, seis de ellos menores de edad y una mujer adulta.

La noche del 21 de enero, en ese lugar fue asesinado a balazos el chofer Benito García Hernández, los pobladores dijeron que no saben quien lo mató, pero su familia culpa al movimiento de autodefensa y los acusa de alterar la escena del crimen para impedir el trabajo de los peritos de la Procuraduría General de Justicia (PGJ).

Atliaca ya tenía 7 policías comunitarios, el titular de la SSP les ofreció capacitar a 15 pero los habitantes pidieron que el número se ampliara a 30, lo que al principio generó la resistencia del funcionario pero al final accedió.

Hasta la fecha los comunitarios no se presentan a la capacitación, por lo que Guillermo Jiménez Padilla indicó: "Yo sigo en espera de que lleguen, los vamos a recibir y capacitar con mucho gusto".

De hecho, señaló que darles el adiestramiento físico es una indicación hecha por el gobernador Ángel Aguirre Rivero.

El funcionario asegura que la SSP ya cumplió con todos los acuerdos pactados durante la reunión que se desarrolló en la comisaría de Atliaca, entre los que destaca la disposición para recibir a los comunitarios y enviar elementos para que vigilen de manera permanente dicho asentamiento humano.

ROGELIO AGUSTÍN ESTEBAN