25 de enero de 2013 / 02:12 p.m.

Monterrey  • Ante la proliferación del comercio informal denunciada por la Cámara Nacional de Comercio, el Cabildo de Monterrey aprobó la creación de una comisión especial que revisará el tema, además de reformas para endurecer la expedición de permisos.

Sin el voto a favor de la oposición del PRI y el PRD en el dictamen, ni la integración de la comisión, se avaló una consulta pública entre los ciudadanos para recoger propuestas de modificación al reglamento de comercio.

La presidenta de la Comisión de Mercados y Abastos, Susana Escalante, dio a conocer por adelantado las modificaciones pretendidas para minimizar la corrupción que ha privado en la dependencia.

“(Buscamos) la creación de un nuevo padrón georreferenciado del comercio en la vía pública, con el objetivo de dotar a la dirección de Comercio de las mejores herramientas que permitan llevar a cabo una mejor inspección y vigilancia, que permita identificar que el permiso otorgado corresponde al espacio físico solicitado y tener con certeza, transparencia y legalidad, la información actualizada”, indicó la regidora del PAN.

Adicionalmente, se pretende que el nombre del comerciante y/o representante, ubicación y vencimiento del permiso aparezcan en la mica oficial como parte de los nuevos requisitos en la expedición de estos documentos.

“(Está la propuesta de que cuenten con) número de folio, huella dactilar de quien autorice el permiso y el portador del mismo, así como la de implementar a través de un código de barras de dos dimensiones la autenticidad del permiso”, detalló Escalante.

La propia edil reveló que un análisis de Canaco Monterrey arrojó que durante octubre y noviembre del año pasado se reportaron entre mil 500 y dos mil 027 comerciantes en vía pública, cifra que para diciembre se incrementó a dos mil 810.

Dijo que esos oferentes fueron detectados en la avenida Constitución, Juan Ignacio Ramón, Padre Mier, 5 de Mayo, Colón, Félix U. Gómez y Venustiano Carranza.

Para enero de este año, se identificaron mil 456 comerciantes que se mantienen en las citadas calles.

Al considerar que el dictamen era oscuro y tendencioso, el regidor del PRD, Eustacio Valero, se pronunció en contra de su aprobación y exigió que se transparentaran los alcances de la comisión especial.

“Hay un problema grave. Hay un problema que se ha cometido, del cual nos está atacando a nosotros la maldita corrupción, quizá puede ser y no debemos de permitir que entre a este municipio”, consideró.

Otro acuerdo fue que el director de Comercio, Luis Alberto García, presente un avance del programa de reordenamiento y de las acciones para contrarrestar la corrupción en su área.

LUIS GARCÍA